Salamanaca

Condenadas por engatusar a un ganador de la Bonoloto para quedarse el boleto

Al simular que no tenía cobertura, salió del local con el afortunado boleto y con otros sin premio alguno.En ese momento, la camarera llamó a una amiga, quien llegó en un coche y se llevó el boleto; unos 20 minutos después, la joven trabajadora volvió a entrar con los papeles --sin el premiado-- que antes le había dejado el cliente.La víctima guardó los resguardos y después, al comprobar que no tenía el boleto, decidió pedir la paralización del premio, algo que materializó en la mañana siguiente, pero ya después de que la amiga de la camarera se hubiese llevado el boleto e ingresado la cantidad en su cuenta.Durante los tres días siguientes, sacó toda la cantidad y, según dijo una vez comprobado que el premio estaba en su poder, ya no tenía el dinero pues lo había destinado a deudas pendientes.