Opinión

Incompetentes, indolentes y sinvergüenza

          Nos enfrentamos a una crisis sanitaria en las peores condiciones posibles, capitaneados por los más inexpertos, para obtener el resultado más luctuoso, patético y triste del mundo, siendo la cabeza de los países con más muertos por millón de habitantes, los que peor hemos afrontado la crisis, mientras nos jactábamos y cacareábamos de ser la sanidad mejor del mundo, demostramos que ni estábamos preparados, ni teníamos a los mejores, ni había capacidad de respuesta, ni previsión de crisis, pese a existir protocolos de actuación contra epidemias desde hace años.Son momentos históricos en los que no se tomaron medidas sanitarias serias, solventes y con una explicación científica veraz, para poner a un fantoche o marioneta, aprendiz de científico o meritorio de político que hoy decía una cosa y mañana la contraria, para acabar siendo una burda copia de un clon o de un bufón.Tampoco tomamos medidas jurídicas que evitasen, eviten o puedan evitar, la aplicación de sistemas constitucionales pensados para una alarma de todo tipo, pero que superan la limitación de derechos y de controles precisos para una necesidad sanitaria, que no obliga más allá de la limitación de movimientos.          Morían nuestros mayores, sin el cariño de los suyos, abandonados, sin servicios y sin los cuidados mínimos por unas administraciones que no sabían que hacer, qué los abandonaban y que sólo se dedicaban a asumir el mando único, pero trasferir la responsabilidad a otros que, también la tenían y la ocultaban, lanzando la pelota al mando único.

Que nos traten como adultos
¿De verdad nadie se imaginaba que, tras el fin del estado de alarma iba a haber rebrotes? ¿De verdad nadie en el Gobierno central y en los de las autonomías sabía que, tras el desconfinamiento, en pleno verano y sin tomar medidas, los contactos sociales, con o sin medidas preventivas, se iban a multiplicar especialmente entre niños y jóvenes? ¿De verdad nadie sabía que en las residencias de ancianos, una vez "superada" la pandemia, abriendo las puertas de par en par, y otra vez sin tomar medidas sanitarias o médicas, no iban a resurgir con fuerza los contagios? ¿De verdad alguien se tomó en serio lo de los rastreadores, lo de reforzar la atención primaria y los hospitales ante un posible rebrote antes del otoño? ¿De verdad alguien elaboró un Plan nacional de Desescalada, un Plan nacional para las residencias de ancianos, públicas y privadas, un Plan nacional para la vuelta al cole? No solo no hicieron nada de eso ni quisieron imaginar nada de lo que podía pasar, sino que todos, empezando por el presidente del Gobierno y siguiendo por sus ministros y ministras, se fueron de vacaciones. Se abrió el ocio nocturno sin reservas y se ha cerrado de golpe, sin escuchar a sus propietarios ni plantearles alguna alternativa racional, abriendo las puertas al botellón, aún con más riesgos.
Justo Gallego en su Catedral de Mejorada del Campo

Quizás, las autoridades eclesiásticas y civiles y, la persona del autor-constructor, no se pongan de acuerdo, en consagrar este monumento humano, y también divino, es quizás, un error, que quién sabe a qué motivos y razones y circunstancias se debe.  Ahora que Gaudí, está en proceso de beatificación, esta obra, me crea semejanzas y analogías mentales, entre estos dos autores, y sus dos obras, con las diferencias, que Gaudí, era arquitecto profesional y de carrera, y en el caso de Justo Gallego, es y ha sido un autodidacta, en el terreno de la construcción, quizás, con algunos conocimientos heredados del acervo popular.  En tiempos actuales, quizás de paradojas y paradójicos, por un lado, se dicen tener grandes ideales, por otro lado, se vive en una especie de materialismo-relativismo-hedonismo galopante.

Segunda oleada, con olas de 20 metros
Como cada día, empiezo mi jornada laboral zambulléndome en las portadas de una treintena de periódicos, de papel y digitales. Y, como me ocurre desde hace tres semanas, la verdad es que este domingo tampoco he encontrado ni una -ni una sola_ buena noticia en los titulares. Nada que ver con aquellos meses de agosto en los que se hablaba de fiestas, de récords de turistas y de naderías. Así, inmersos en el pesimismo, este lunes comienza, por así decirlo, la nueva era tras haber desperdiciado las vacaciones en la guerra contra el virus: como si este concediese treguas, hemos actuado con una 'normalidad' quizá poco responsable, y hablo de muchos gobernantes y quizá de bastantes gobernados. Sí, hay segunda oleada y no proceden las polémicas al respecto. Con olas de veinte metros y sin una tripulación lo suficientemente experta como para entender que la tormenta perfecta no se ataja haciendo lo de siempre y, para colmo, con un pasaje atento a los músicos del Titanic y no a si hay suficientes botes salvavidas.
El galimatías de la normativa antivirus

no pueden acordarse más que en Estado de Alarma y este como es sabido está levantado, por lo que a juicio de dicho juez la orden de la Comunidad de Madrid se habría pasado tres pueblos, lo que es más grave y de peor solución.

El oscuro futuro de los articulistas políticos

Quienes escribimos artículos en periódicos digitales ¡lo tenemos claro!

Soy profesor y no sé nada

Esto es lo único que sé a ciencia cierta, lo demás queda en el nimbo de las especulaciones, las dudas y el desconocimiento.

El PP tropieza dos veces en el mismo error

Y hoy, es aparentar ante el PSOE que se puede hacer política como la que hace el PSOE, justo a imagen y semejanza de Cuca Gamarra; es qué créanme, aún estoy analizando si realmente esa “alícuota” del CGPJ o acuerdos puntuales con el PSOE en unos presupuestos claramente restrictivos que va a conllevar pérdidas de derechos para una parte de la sociedad, es suficiente valor para dejarse la dignidad política y la de sus votantes por el camino, es que cualquiera ve que, de llegar a un acuerdo sobre lo uno y lo otro, va a suponer aceptar objetivos y propuestas políticas que van a dañar la imagen y credibilidad de ambos.

No tengo nada (que decir)

Sin alejarme del coronavirus que todo lo impregna, he llegado a la conclusión de que no entiendo nada de nada, con noticias contradictorias, paparruchas en las redes sociales, normas diferentes en unos sitios y otros y unos días u otros,… Paso de descubrir que ni siquiera es cierto lo más fetén —ese comité de expertos que presuntamente asesoraba al Gobierno y que resulta que no existía— hasta las revueltas individuales y colectivas contra el uso de las mascarillas: entre las formas más ridículas e inútiles de ponerlas —garganta, codos,…— bate el récord la de situarla en el cogote, como las kipás de los judíos practicantes.

El turismo ese gran invento...

A   mi entender las 17,00 que es la hora de cierre del resto de provicnias de la conumidad es hora de siesta y café, a esa hora cierran todas, todas no, menos Salamanca, la  oficina de turismo de Salamanca cierra sus puertas los domingos a las 14,00 justo cuando llega ese turista de ultima hora, de visita del médico, fugaz, de provincia limítrofe o de paso, suele ser el más necesitado de una información rápida y certera pues llegan con la información justa y, en el sitio que se supone que pueden recabarla, la puerta de la oficina de turismo de la monumental Salamanca a las 14.00 se la cierran en las narices con una frase coloquial, tan coloquial como contundente y determinante ¡vuelva usted mañana!

TRAMA ADVOKATER y todo lo que salga

El Derecho penal es el último estadio de acción del derecho, el más duro con el que garantizar determinados bienes jurídicos, para lo cual se establecen todo tipo de garantías, obligaciones y fórmulas que impiden su aplicación sin fundamento o de forma espuria, de manera que se fundamenta en pruebas que deben de obtenerse por medios lícitos y que demuestren la existencia de un acto tipificable como delito.        En estos días se habla de investigación prospectiva (a ver qué pesco) pero se olvida o desconoce la propedéutica (enseñanza necesaria) para llevar a efecto una labor de investigación acorde con los datos que se aportan, los hechos que se han de valorar y la aplicabilidad del derecho penal, de este modo, no se producirá acción alguna en el ámbito penal sin la existencia de un dato o circunstancia por sí misma evaluable como indiciariamente delictiva, de modo que, si el juez ha instruido una causa contra PODEMOS es por tener datos que indiciariamente son constitutivos de un delito y no para investigar en esa casa sin pruebas.

La popularidad de Felipe VI
Me dicen que en pocas horas conoceremos los resultados de un sondeo en el que se pregunta a los españoles acerca de su valoración de la Monarquía. Y me cuentan que, en la última semana, y tras la marcha de Juan Carlos I al extranjero, la popularidad de Felipe VI ha aumentado, siendo, desde luego, superior a la de cualquiera de los dirigentes políticos del país. No me parece, empero, suficiente: los españoles no son monárquicos de una manera abrumadoramente mayoritaria, pero tampoco republicanos. Es cierto, sin embargo, que el arraigo de la Monarquía disminuye entre los jóvenes. El Rey actual sabe, y así lo ha dicho, creo, en conversaciones privadas, que el trono es un puesto de trabajo que hay que ganarse día a día. Y ahora son muchas las amenazas que se ciernen sobre la Corona.
El virus del populismo

Antes se hablaba sólo de la hermana gemela del populismo, como es la “demagogia”, o quizá la careta con que se tapa el rostro, pero ahora el populismo campa de forma descarada por sus respetos y lo invade todo hasta el extremo de no existir campo político-social en el que no prolifere.

¿Decadencia o fortaleza?

Parece obvio que a los ayuntamientos hay que dotarles de recursos y mecanismos que les permitan utilizar ese dinero ahorrado para comprar material sanitario, ayudar a las familias que tanto han perdido en ésta pandemia, y en definitiva ayudar a las personas que tanto lo necesitan.La pregunta es ¿Cómo podemos dotar a los ayuntamientos de esos recursos para ayudar a las personas con la "Ley Montoro" en vigor?Por suerte, en la FEMP contamos con profesionales entregados a los que les importa más el bienestar de las personas que competir políticamente por el espacio político, así que han pensado que sería óptimo realizar un acuerdo en el que los ayuntamientos puedan utilizar los remanentes y superávit, que se cree un fondo de 5000 millones de euros vía presupuestos generales del estado,que no haya regla de gasto ,y que se aumenten las competencias municipales, eso sí, todo voluntario, no forzoso como lo hizo Montoro.Como verán éste acuerdo que tanto critican en la derecha no es otra cosa que invertir en las necesidades de las personas y reforzar la autonomía de las entidades locales, solo sé que es un buen acuerdo, sino que debe ser excepcional a tenor de las desmesuradas críticas por parte del PP.Cuando escuchen en las noticias lo "malísimo" que es éste acuerdo piensen en la opción que plantea la derecha, que es la de no invertir los recursos sino acumularlos, y lo opuesto, que es invertir en mejorar la vida de las personas.

FGB: Fundación Gustavo Bueno

Por lo cual, diríamos que de los cinco o seis grandes saberes que el ser humano dispone, cada uno con sus metodologías, pero también cada uno con sus verificaciones posibles, no todas iguales, ni todas, se dirían igualmente demostrables o verificables, uno de ellos sería la filosofía: Filosofía, Ciencias, Tecnologías, Artes-Estética, Teologías-Religiones, Cultura-Culturas en general... Debo indicar que de todas las fundaciones, que por Internet y otros medios, conozco de las existentes en España, dedicadas a la filosofía, como la de Unamuno, Zubiri, Ortega-Marañon, Bueno, etc., la fundación que estamos comentando, es una de las que están en constante actividad, en el doble sentido, no solo el análisis y divulgación de la obra del fundador y titular Gustavo Bueno, sino un constante búsqueda de la reflexión filosófica confrontándose con problemáticas actuales, y por consecuencia, analizando y teniendo en cuenta, los saberes científicos, por tanto, no solo en su sede de Oviedo, sino en Santo Domingo de la Calzada, también en Madrid celebran encuentros o conferencias de filosofía, que por un lado son divulgación filosófica, por otro lado, búsqueda e investigación filosófica, y también, la aportación de nuevos talentos y conferenciantes de toda la geografía, que aportan distintos puntos de vista, perspectivas, dimensiones, realidades, explicaciones en diversos saberes... Desde tiempos de Sócrates, la filosofía y el filósofo es una persona que parece, que su sombra no gusta ni para la tierra, ni para el aire.

A cuenta de los botellones

El mal entendido divertimento, la falta de escrúpulos en los comportamientos y las actitudes irresponsables, la total indiferencia ante el dolor y la magnitud del problema, la enorme frialdad social demostrada y, la falta de compromiso social, son un muestrario de la gravedad del panorama.

La radio en el “ferragosto”

Pero bueno es ir pensando en los relevos generacionales y el de Orihuela del Tremedal, que de tonto no tiene ni un pelo y rondando los 70, viene guardándose las espaldas para los relevos venideros.

Por qué va a durar el Gobierno

Por eso, y pese a ello, los socios de Gobierno tendrán que tragar muchos sapos y aceptar que mejor es estar en el poder consiguiendo algo, que en la oposición sin lograr nada de nada.

La 'España vaciada', un lugar donde huir del bicho

Recordemos que en el Reino Unido en los primeros momentos de aparición de “el bicho” el objetivo era este, una fase como parte de otras tres y así el Primer Ministro, Boris Jonhson lo afirmó; desechado tiempo después tras una reunión con expertos, como excusa y, algo más que eso, las probables y gravosas consecuencias sobre la atención hospitalaria, recordemos lo que paso en España con un índice de población afectada a distinto nivel y según en qué territorio que se acercó al 5% -según estudios de seroprevalencia- y con 50.000, muertos; se imaginan con un 65 o 70% de población infectada, mejor no lo pensemos y sigamos siendo precavidos y apostando por las herramientas que tenemos a mano: limpieza, distancia interpersonal y mascarillas y, llegado el caso, por la más extrema en su momento y, hasta ahora probadamente eficaz, el confinamiento o en menor medida las limitaciones de movimientos que se están ejecutando ahora.

Dinosaurios de verano: emérito

Pero este año, extraño, difícil, incómodo y convulso, las serpientes están siendo dinosaurios que pueden tener efectos mucho más profundos que los de un simple reptil pequeñajo.Cuando comenzamos con esta película de la democracia, creíamos que el político acudía a la vida pública para aportar su sabiduría, su forma de ser, era un honor servir e imposible acudir a servirse y, sobre todo, existían los principios de honor, caballerosidad, altruismo y profesionalidad que no se podían poner en cuestión, pues la simple duda era una vergüenza no soportable.Uno de los garantes de la democracia, y de esos principios de honor y servicio, era el Rey, que se había convertido en un traidor para los franquistas y una garantía de democracia, a la que defendió en momentos muy difíciles, renunciando al poder, que le venía otorgado por su nacimiento y por designación del totalitario y él, sin obligación, lo entregó al pueblo, defendió, en momentos muy difíciles, esa cesión y la libertad de los ciudadanos, que se lo reconocieron aprobando una constitución en la que la corona era el fulcro constructor y a la que se concedió un apoyo próximo al 90% de la ciudadanía.Hoy, observamos que el monarca hizo lo mismo que los políticos de la época y se enriqueció con operaciones en las que cobraba comisiones, con ciertas diferencias, los políticos las cobraban a las empresas que hacían obras públicas, es decir eran una mordida por la concesión de la obra, o se llevaban el dinero distrayendo el designado a los parados o de los cursos de formación de los trabajadores, o de los huérfanos de la guardia civil, a cuentas propias, no lo han admitido jamás, y siempre han sido defendidos por sus conmilitones hasta que fueron condenados para, tras ello, buscarles un retiro dorado.En el caso del Rey, parece, por la declaración de una señora y de un policía encarcelado, que afirman que cobró comisiones por el ave de la Meca, es toda la supuesta infracción,  pero no sabemos si era mordida o era porcentaje del contratista por facilitar una maquinaria adecuada, más barata o en mejores condiciones, o un simple regalo de unos musulmanes acostumbrados a este tipo de dádivas; es decir, si fue una comisión lícita por la mediación en un negocio o una mordida ilícita sobre un negocio ya hecho.