cornisas

Comienza la reparación de las cornisas del edificio principal de la Plaza Mayor

Se trata de una actuación necesaria para el buen mantenimiento del edificio que se encuentra incluido dentro del Catálogo del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico de Zamora, ya que actualmente diversos elementos componentes de la línea de cornisa de la construcción se encuentran en un avanzado estado de deterioro, afectados principalmente por la lluvia y la humedad, y que inciden directamente sobre el material pétreo que las conforman.  Según figura en el informe técnico que justifica esta intervención, las cornisas de piedra de todo el perímetro de la edificación "presentan numerosas zonas debilitadas con una destacable colonización biológica, más evidente en las zonas de umbría orientadas al norte, con presencia de líquenes, musgos y microorganismos, con pérdida de material e incluso tramos en los que se carece de las piezas de cornisa al haberse precipitado hacia la calle en más de una ocasión, implicando un grave riesgo para la seguridad de las personas".  Otro factor de deterioro es la presencia de aves, fundamentalmente cigüeñas y palomas, cuyos excrementos contribuyen notablemente al deterioro pétreo, lo que supone además un riesgo evidente para la seguridad de los viandantes, que hace más necesaria la intervención.  Para ello se está llevando a cabo una reparación integral de toda la cornisa perimetral de la edificación, comenzando por una limpieza completa de la misma mediante un tratamiento con productos biocidas para eliminar los restos de musgos, líquenes y microorganismo existentes; una proyección controlada de microesferas de vidrio para no dañar la estructura y composición de los elementos pétreos, y la reposición de piezas completas que se encuentren más deterioradas.  Finalmente, se procederá a un forrado mediante chapa de zinc con rodapié de plomo, sobre una formación de pendiente con mortero hidrófugo para facilitar la evacuación de las aguas, y se colocará una lámina impermeable transpirable y malla tridimensional, a modo de cámara de aire entre el soporte y la chapa de zinc.

El Ayuntamiento de Zamora repara las cornisas de la Casa Consistorial y el desplazamiento de una tubería de agua en el Parque de Bomberos

Actualmente diversos elementos componentes de la línea de cornisa de la construcción se encuentran en un avanzado estado de deterioro, afectados principalmente por la lluvia y la humedad, que inciden directamente sobre el material pétreo que las conforman.Según figura en el informe técnico que justifica esta intervención, las cornisas de piedra de todo el perímetro de la edificación "presentan numerosas zonas debilitadas con una destacable colonización biológica, más evidente en las zonas de umbría orientadas al norte, con presencia de líquenes, musgos y microorganismos, con pérdida de material e incluso tramos en los que se carece de las piezas de cornisa al haberse precipitado hacia la calle en más de una ocasión, implicando un grave riesgo para la seguridad de las personas".