cooperación desarrollo

La Junta destina 210.000 euros a ocho microacciones de cooperación para el desarrollo
La Junta de Castilla y León ha financiado con 210.000 euros ocho microacciones de cooperación para el desarrollo y que se centran en el acceso a la alimentación, el agua potable y la educación en países africanos e India.
Los empleados públicos podrán participar en proyectos de Cooperación para el Desarrollo

Con esta iniciativa, dotada de un presupuesto de 40.000 euros -y una subvención individual máxima de 2.500 euros- se facilita la realización de un voluntariado en países empobrecidos en proyectos de cooperación para el desarrollo que se estén llevando a cabo con el apoyo de la Junta de Castilla y León.A esta convocatoria puede optar el personal funcionario, estatutario o laboral al servicio de la Administración General de la Comunidad de Castilla y León -o de sus organismos autónomos-, en activo con una antigüedad mínima de tres años, que no haya sido seleccionado para este programa en los últimos cinco años, el de Jóvenes Solidarios, o hayan renunciado de manera injustificada al mismo, o no haya sido seleccionado para otros programas similares.El programa ofrece la posibilidad de conocer in situ y durante un periodo de entre tres o cuatro semanas el desarrollo de las acciones de cooperación internacional en países empobrecidos, con el convencimiento de que las experiencias que vivirán los voluntarios participantes serán fundamentales para ampliar su visión de la realidad del mundo y fomentar su conocimiento sobre las interrelaciones económicas, políticas, sociales o culturales existentes en la actualidad.Todos los interesados en participar en este programa reciben una formación introductoria en materia de Cooperación para el Desarrollo en la que participan como ponentes, profesionales de renombre a nivel nacional e internacional, y cuyos objetivos son dar a conocer a los asistentes la situación actual, a nivel internacional, nacional y autonómico de la política de Cooperación al Desarrollo; conocer cómo trabajan en Cooperación para el Desarrollo todos los agentes sociales, tanto a nivel internacional, como nacional y especialmente en el ámbito de nuestra Comunidad; sensibilizar a los empleados públicos sobre la realidad de los países menos avanzados, mostrándoles las causas y consecuencias de la pobreza; y fomentar los valores de la tolerancia y el espíritu de solidaridad con los países empobrecidos.