Cobertura

La Junta de Castilla y León aporta 4 millones de euros a la convocatoria estatal de subvenciones para la extensión de internet en el medio rural

Ello contribuirá a paliar la brecha digital territorial que padece Castilla y León, reduciendo la diferencia de cobertura entre zonas urbanas y rurales y favoreciendo el equilibro territorial y la igualdad de oportunidades para todas las personas.Con la aportación de estos 4 millones de euros para la convocatoria publicada ayer 16 de julio  comienza a cumplirse el compromiso del discurso de investidura del Presidente de la Junta de Castilla y León de que se movilicen no menos de 130 millones de euros en esta legislatura para que Internet llegue a todos los lugares y personas de Castilla y León, infraestructura de conectividad que es imprescindible para que sea realidad la transformación digital de Castilla y León.En este mismo mes esta acción política tendrá un segundo paso con la firma de un protocolo de colaboración con las Diputaciones Provinciales de la Comunidad para sumar esfuerzos en el mismo sentido.

La Junta y la Diputación de León prevén una inversión de 5,3M para mejorar la cobertura e internet en los pueblos

Estas acciones se ejecutarán de forma coordinada por las partes, quienes aportarán para ello los fondos necesarios, que se estiman en 5.340.000 euros en total.El consejero de Fomento y Medio Ambiente y el presidente de la institución provincial han subrayado la necesidad de acometer, de manera conjunta, diferentes actuaciones para impulsar la conexión a las redes de comunicaciones electrónicas de todos los ciudadanos leoneses, independientemente de su población de residencia y, por lo tanto, el  acceso a la sociedad de la información y al mundo digital en condiciones de igualdad, lo que representa hoy en día la base del desarrollo económico y un elemento esencial para fijar población en el medio rural.Ambos responsables han señalado, asimismo, que estas medidas de impulso se consideran especialmente necesarias en una provincia como León, que presenta una situación compleja para la extensión de las redes de telecomunicaciones por parte de las empresas operadoras, debido a sus características orográficas y a su demografía, pues sus 460.000 habitantes se encuentran repartidos entre un total de 1.402 poblaciones, de las que 970 no alcanzan los 100 empadronados.

Salamanca, en mal lugar en el caso de un rebrote de coronavirus

De hecho, solo Toledo estaría por debajo en este aspecto. En su cobertura de farmacias se encuentra mejor situada aunque en la zona media baja a nivel nacional y en cuanto a los supermercados, pese a tener una amplia cobertura, tampoco destaca en comparación con los grupos de edad más vulnerables. La Universidad Carlos III ha analizado también los datos de movilidad sobre la densidad de áreas hospitalarias, que ayuda a comprender que las zonas con menos hospitales requieren más movilidad y que los lugares con una mayor saturación de usuarios por centro hospitalario pueden generar un mayor riesgo de exposición al virus. En el caso de Salamanca, la provincia cuenta con una cobertura hospitalaria muy baja por densidad de población, lo que lleva a que el índice de vulnerabilidad demográfica también lo sea, pudiendo esto ser un problema a la hora atender casos de riesgo.