Cerdo

Más de 700 ganaderos de Castilla y León piden la ayuda de hasta 7.000 euros para compensar pérdidas

Así, respecto a la producción de lechones menores de 20 kg con destino a sacrificio, los tramos de ayuda que se establecen por explotación son de 1.500 euros entre 6 y 24 hembras reproductoras; 5.500 entre 25 y 99; y 7.000 con igual o más de 100. Respecto a la producción de cerdos ibéricos, los tramos de ayuda que se establecen por explotación, serán de 1.200 euros entre 6 y  24 ejemplares; de 4.000 entre 25 y 99; de 5.000 entre 100 y 249; y de 7.000 con explotaciones con igual o más de 250 ejemplares. En las explotaciones que se realice cebo habrá las mismas cantidades económicas aunque los límites de los animales serán entre 26 y 249, entre 250 y 999, entre 1.000 y 2.499 y con más de esta cifra, por orden Para las explotaciones que soliciten la ayuda para la producción de animales de lidia percibirán 7.000 euros por ganadería con más de cinco animales.Las solicitudes se podrán presentar de forma presencial o telemática hasta el 31 de agostoLas solicitudes se pueden presentar hasta el 31 de agosto, bien de forma presencial, preferentemente en el Registro del Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la provincia donde esté ubicada la explotación o tenga su domicilio social el solicitante, o bien en los demás lugares y formas previstos en la normativa reguladora del procedimiento administrativo común.

Situación límite en el ibérico salmantino ante la especulación por la crisis

Además, industriales que no presentan problemas de matanza, continúan denunciando, están aprovechando la situación de crisis generada por el virus para reducir los precios de compra de forma injustificada. Estos agentes pretenden comprar a “precios de crisis” productos frescos como jamones y paletas que en aproximadamente dos años venderán a su precio habitual, por lo que "multiplicarán sus beneficios mientras el ganadero ve cómo se pone en peligro la viabilidad de su explotación".Todo ello, unido al miedo de los ganaderos, que han bajado el precio para vender, se reflejó en la mesa del ibérico del lunes, donde bajaron todas las cotizaciones, especialmente en el tostón.