La Diputación de Segovia incrementa su patrimonio artístico

La Diputación de Segovia incrementa su patrimonio artístico

|

Tras apoyar la celebración del Curso de Pintores Pensionados de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce -como viene haciendo desde su llegada a Segovia a mitad del siglo veinte- con 9.000 euros y financiar las distintas excursiones que los alumnos del mismo han realizado a distintos entornos de la provincia, con el fin de poder plasmar sobre sus lienzos los paisajes más emblemáticos de los municipios segovianos, la Diputación ha puesto el broche a esta nueva edición incrementando su patrimonio artístico, gracias a la adquisición de cinco obras y la recepción de otras dos donadas por sus autores.


Entre las obras que la institución provincial ha incorporado a su colección destaca la obra ‘Anochece’ de Pedro Pablo Reyes, alumno de la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Murcia que ha sido merecedor de la medalla de Oro de este curso 2021. En ella, se puede observar un perfil alejado de la capital de la provincia en la que se impone la figura del Alcázar; y es que, tanto en las obras adquiridas como en las recibidas en donación se pueden contemplar e intuir paisajes, tanto de la provincia, como las Hoces del Duratón, como de la capital, como las proximidades de Zamarramala.


Además, las técnicas utilizadas para pintarlos también abarcan diferentes procedimientos, como el óleo sobre tabla utilizado por el sevillano Diego Morcillo para pintar ‘Paisaje Rojo’ o la técnica mixta sobre papel de la que hizo uso Rosalía Bello, de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra de la Universidad de Vigo, para crear ‘Disección III’ y ‘Mal de altura I’; todas ellas obras compradas por la institución provincial en esta última edición del curso, del que ha sido coordinadora la académica de San Quirce y jefa del Archivo de la Diputación, Susana Vilches. ‘Cascada de ladrillos’, una obra de la alumna de la Universidad de Salamanca María Blázquez en la que, por sus colores, también se intuye la representación del entorno de las Hoces del Duratón, es la otra adquisición realizada por la institución provincial.


Por lo que respecta a las donantes, una de ellas es la alumna de la facultad tinerfeña de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna Irene Morales, medalla de Plata del Curso, quien ha cedido a la Diputación la obra ‘Hacia Zamarramala’. La segunda es Helena Blankenstein, de la Universidad Politécnica de Valencia, quien ha dejado para la colección de la institución provincial el tríptico realizado en encáustica sobre acero ‘La narración de la huella segoviana sobre la geología, flora y fauna’.


Durante su estancia en Segovia, los alumnos que este verano han estado bajo la dirección de Victoria Chezner han tenido ocasión de visitar las dependencias de la Diputación y comprobar cómo muchas de las obras de ediciones anteriores del Curso de Pintores Pensionados lucen en las paredes del Palacio Provincial, la Casa del Sello o el Palacio de las Monas. Ahora, algunas de estas obras con las que la institución provincial ha incrementado su patrimonio artístico también pasarán a engalanar estas dependencias y otras aguardarán el momento de hacerlo en los fondos de la Diputación, junto al cerca de un millar de obras que, cedidas por los becados al Curso de Pintores Pensionados, se encuentran bajo custodia de la propia Diputación.