La Junta concede más de un millón de euros en ayudas directas a 31 empresas zamoranas

La Junta concede más de un millón de euros en ayudas directas a 31 empresas zamoranas

|

La Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial, ha comenzado ya a resolver y a conceder las ayudas convocadas mediante la orden EYH/625/2021, de 17 de mayo, que aprobó las bases reguladoras y la convocatoria de las ayudas directas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento. Y ello, incluso antes de que termine el plazo para solicitar dichas ayudas, que se ha ampliado hasta el 15 de septiembre.


La delegada territorial, Clara San Damián, ha señalado que “en cuanto a los datos concretos de la provincia de Zamora, por lo que respecta a las solicitudes ya resueltas por el momento, se han aprobado, mediante las dos primeras resoluciones parciales, ayudas por valor de 1,14 millones de euros para 31 empresas zamoranas. Hasta la fecha se han presentado 586 solicitudes con 24,34 millones de euros en ayudas solicitadas. En las próximas semanas se irá resolviendo el grueso de las solicitudes, aún pendientes, por lo que la cantidad que finalmente se conceda superará ampliamente la cifra actual. También recordar que se ha ampliado el plazo de solicitudes hasta el 15 de septiembre”.


Estas ayudas son financiadas por el Gobierno de España y se conceden de acuerdo con las condiciones establecidas mediante el Decreto-ley 5/2021. La Junta de Castilla y León ha utilizado todo el margen que dicho decreto-ley concedía para suavizar, en lo posible, algunas de las condiciones más restrictivas, que impedían el acceso a las ayudas a muchos autónomos y empresas de la Comunidad Autónoma. Así, mediante sucesivas modificaciones de la convocatoria, se han ampliado los plazos de solicitud y los sectores de actividad subvencionables, pasando de los originalmente previstos por el Estado (solo 95 sectores) a incluir prácticamente todos los sectores de actividad empresarial de la región (salvo banca y seguros). De esta manera, por ejemplo, tanto los agricultores como los industriales del sector de la alimentación en Castilla y León – dos sectores críticos en la Comunidad y en la provincia de Zamora – que cumplan el resto de requisitos pueden recibir ayudas, lo que no estaba previsto en el texto del Decreto-ley del Estado.

Recordamos que la cuantía de la ayuda coincide con el importe de la deuda y los costes fijos incurridos devengados entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021, con límites diferentes, según el régimen tributario de cada autónomo o sociedad. Para los autónomos que apliquen el régimen de estimación objetiva en el IRPF, el límite de ayuda será de 3.000 euros; para el resto de autónomos y sociedades mercantiles, cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Agencia Tributaria haya caído más del 30 % en el año 2020 respecto al año 2019, el importe no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros.


Finalmente, destacar que la Junta de Castilla y León ha articulado un procedimiento ágil y simplificado para la tramitación de las solicitudes, con la menor carga burocrática para los solicitantes, utilizando siempre que sea posible la fórmula de la declaración responsable y sin exigir requisitos adicionales a los previstos en la normativa. Así, en todo el procedimiento será obligatoria la tramitación electrónica.