Detenido el presunto agresor, positivo en marihuana y alcohol, tras una discusión de tráfico

Detenido el presunto agresor, positivo en marihuana y alcohol, tras una discusión de tráfico

También profirió amenazas de muerte al agredido, según corroboraron los testigos de la trifulca, una vez persiguió a la víctima hasta Parquesol
|

Hacia la media tarde del día de ayer, a las 17:30 horas, la Unidad de Intervención Policial se desplazó hasta una calle del vallisoletano barrio de Parquesol tras ser alertados de un altercado entre dos conductores. Al llegar al lugar, entrevistaron al agredido, que había recibido un fuerte golpe con un objeto en la luna frontal de su vehículo y, también, en uno de los espejos retrovisores resultando, ambos, fracturados. Por otra parte, el conductor que sufrió la agresión alegó haber recibido amenazas de muerte, a grito de: “¡Te voy a matar!”, repetido varias veces, tras haber sido perseguido hasta Parquesol. Asimismo, el agredido alegó conocer la ubicación del domicilio del presunto agresor que, según él, se había dado a la fuga.


Los miembros del Cuerpo Nacional de Policía acudieron a la ubicación facilitada por el agredido para localizar al presunto agresor. Una vez allí, cuestionaron al hombre si había mantenido una discusión de tráfico minutos antes y la respuesta fue afirmativa. Por otra parte, la unidad desplazada cacheó, de manera superficial, al presunto agresor y encontró sustancias estupefacientes entre su ropa. Fue por ese motivo por lo que solicitaron la presencia, en la vivienda, de la Unidad de Atestados, quienes realizaron, al investigado, pruebas de consumo de drogas y alcohol, en las que arrojó resultado positivo.


Finalmente, el presunto agresor fue detenido por dos delitos, a saber, de amenazas graves y de daños, poco después de haber sido acompañado hasta su vehículo, que fue registrado, en el que, también, fueron encontradas más sustancias estupefacientes. Cabe destacar que un testigo de la trifulca corroboró la versión del agredido, afirmando tanto los golpes recibidos en el turismo como los gritos amenazantes.