“Cuando combates con llamas imparables y tienes que retirarte te sientes frustrado porque te está venciendo la propia naturaleza”
José Luis Gil San Modesto en el Parque de Bomberos de Medina de Rioseco

“Cuando combates con llamas imparables y tienes que retirarte te sientes frustrado porque te está venciendo la propia naturaleza”

El Español Noticias de Castilla y León charla con José Luis Gil San Modesto, jefe del Parque que los Bomberos de la Diputación de Valladolid tienen en Medina de Rioseco, con un ojo puesto en los incendios en Ávila, lanzando un mensaje de optimismo a sus compañeros, y con el otro al control de la provincia vallisoletana
|

José Luis Gil San Modesto (Fuensaldaña, 59 años) es el jefe del Parque de Medina de Rioseco, que los Bomberos de la Diputación tienen en esa localidad, y sigue atento la evolución de los fuegos que han arrasado la provincia de Ávila desde el pasado sábado.


El vallisoletano suma 31 años como profesional y nos cuenta, además de cómo se combate el fuego en esas situaciones extremas, cómo se está desarrollando la campaña veraniega en la provincia de Valladolid en esta entrevista para El Español Noticias de Castilla y León.


Pregunta. ¿Cómo se lleva el hecho de tener que ver desde la distancia, y como bombero, las llamas que están arrasando, literalmente, la provincia de Ávila?


El nuestro es un trabajo que requiere mucha vocación 


Respuesta. El nuestro es un trabajo que requiere mucha vocación. Uno siempre está dispuesto a poner su granito de arena ante todo tipo de catástrofe de cualquier índole pero estoy convencido de que los compañeros de Ávila están haciendo bien su trabajo.


P. ¿Cómo se prepara un profesional del fuego ante una situación tan dura tanto física como psicológicamente como esta?


R. Es muy importante el trabajo en equipo. De esta forma se pueden ir dando relevos como si de una carrera ciclista se tratara. Se delegan funciones aportando ideas al equipo. Además, se diseña un plan de actuación para trabajar. Esta es la clave.


P. ¿El lado psicológico es más duro?


R. Sí, sobre todo cuando las desgracias se ceban en el aspecto humano y hay víctimas de por medio. Los daños materiales son también duros para alguno el hecho de poderlos reparar pero es distinto.


P. El trabajo de todos ha sido descomunal en una provincia de Ávila que ha quedado devastada. ¿Cómo es esa lucha cuando estás allí, contra las llamas, en directo?


Cuando combates con llamas imparables y tienes que retirarte te sientes frustrado porque te está venciendo la propia naturaleza


R. Hace bastantes años me tocó ir a la zona de Galicia a apagar fuegos y estuve hace unos cuantos también en la provincia de Ávila. Cuando combates con llamas imparables y tienes que retirarte te sientes frustrado porque te está venciendo la propia naturaleza. Hay que aguantar y esperar el momento para atacar de nuevo para intentar extinguirlo. Esa es la clave.


P. Esas imágenes de las llamas le han hecho recordar el pasado…


R. Eso es. Son llamas que alcanzan de diez a quince metros de altura. La radiación y el ambiente y el calor, con el aire, se van calentando y evaporan la masa forestal. Es impresionante.


P. ¿Cómo está siendo el verano, en lo que a los incendios se refiere, en la provincia de Valladolid?


R. En el mes de julio han subido con respecto a otros años. Llevamos unos 450 incendios, el año pasado fueron 340 fuegos en todo el curso 2020. Creemos que se puede deber a la movilidad. Cuando las personas se mueven más hay más accidentes o incendios.


P. De momento no se producido ninguno grande en lo que llevamos de verano.


R. Este año no tenemos ninguno que haya arrasado una masa forestal significativa en la provincia de Valladolid. Hemos tenido incendios de rastrojos, matorral, eras, maquinaria agrícola, turismos, vehículos pesados.


P.Y eso que el calor está siendo intenso en la provincia con una ola de calor sofocante el pasado fin de semana.


R. En estos casos, con las olas de calor, las autoridades restringen ciertas actividades en el campo. Se anulan los fuegos artificiales de los pueblos, se prohíben barbacoas y eso limita mucho que se puedan producir negligencias o accidentes fortuitos que desencadenen en un incendio.


P. ¿Cuáles son las actuaciones más complicadas a las que han tenido que acudir en lo que llevamos de verano?


R. Por destacar un poco, este año, el tema de las cosechadoras de cereal que, sobre todo en este parque de Medina de Rioseco ya llevamos cuatro máquinas de cosechar que han ardido.


Me gustaría destacar que nosotros, desde la Diputación y en nuestro ámbito competencial es la provincia y el entorno rural con una amplia red de carreteras. Además de dar cobertura a nuestros municipios, la ampliamos mediante convenios a otras diputaciones como las de Ávila y Segovia para dar apoyo en cuanto a incendios de vivienda, industria y accidentes de tráfico.


P. Además, están participando en la búsqueda de Teodoro, el anciano desaparecido en la localidad vallisoletana de Tordesillas. ¿Qué labores están realizando ustedes?


R. Así es, el lunes 16 de agosto estuvieron ocho compañeros rastreando una zona del río Duero que se les asignó por parte de Protección Civil y, de momento no ha dado frutos esa búsqueda. Protección Civil, y la Guardia Civil, su grupo de GEAS con drones también han estado inspeccionando y voluntarios pero no se le ha localizado.


P. ¿Cómo ven lo que queda de verano?


R. En cuanto a las labores agrícolas prácticamente están acabadas y eso supone una disminución de movimiento de maquinaria y menos incendios. Si las temperaturas diurnas y nocturnas bajan, también ayuda.