El Ayuntamiento deniega las ayudas por la pandemia a los centros deportivos municipales por no ajustarse a la ley

El Ayuntamiento deniega las ayudas por la pandemia a los centros deportivos municipales por no ajustarse a la ley

El concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero, aclaró que la decisión es "jurídica y no política"
|

El Ayuntamiento de Valladolid ha denegado, en la Junta de Gobierno celebrada hoy, las ayudas solicitadas por los centros deportivos municipales de la ciudad -CDO, El Palero y Los Santos-Pilarica-.


Unas subvenciones solicitadas por las tres empresas concesionarias de la explotación de las instalaciones y que se pidieron ante la imposibilidad de ejecución del contrato y de restablecimiento del equilibrio económico-financiero de la concesión a consecuencia de la declaración del Estado de Alarma por Covid-19.


Desde el Consistorio se ha entendido que dado que la concesión es por un largo periodo de tiempo -en el caso de Santos Pilarica es de 38 años más, de 50 en el Palero y de 40 en el CDO- la situación vivida durante la pandemia “no rompe el equilibrio en el tiempo de la concesión”.


JUNTA DE GOBIERNO



En ese sentido, el concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero aclaró que “es una decisión jurídica, no política” ya que no han podido demostrar la parte del contrato afectado. “No existía un impedimento para abrir las instalaciones y ellos tomaron las medidas que estimaron oportunas, pero no han podido demostrar que no pudieran usar las instalaciones”, tal y como han estimado los servicios jurídicos del Ayuntamiento.


Además, acogiéndose la Real Decreto 8/2020 de 17 de marzo, las empresas adjudicatarias de los contratos – Go-Fit Valladolid,S.L., Sldecu, S.A. y Depor 4 Siglo XXI, S.A.- han pedido que no se les cobrara el canon de explotación. Una situación que tampoco se ha estimado puesto que “los meses que duró el estado de alarma son un pequeño espacio de tiempo dentro de los muchos años que dura la concesión”.


En esa línea añadió que no se puede valorar “lo que hayan dejado de ganar en unos meses” puesto que para medir el desequilibrio al que aluden “habría que esperar a que terminara la concesión”.