​El Grupo Popular insta al Gobierno a compensar económicamente a los municipios zamoranos del desembalse de Ricobayo
Vaciado del embalse de Ricobayo

​El Grupo Popular insta al Gobierno a compensar económicamente a los municipios zamoranos del desembalse de Ricobayo

|

El Grupo Parlamentario Popular de las Cortes de Castilla y León, ha presentado hoy al Pleno una Proposición no de Ley para instar al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, a fin de que, directamente o a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, asuma el compromiso formal de compensar los perjuicios económicos sufridos en los municipios zamoranos afectados por el desembalse de Ricobayo, procediendo de forma urgente, y en colaboración con la Diputación de Zamora y los Ayuntamientos afectados a su cuantificación y posterior abono tanto a particulares como a instituciones públicas y privadas. Todo ello sin perjuicio de las responsabilidades que, en su caso, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico pueda exigir a IBERDROLA, como titular de la concesión.

A comienzos de junio de este 2021, la presa de Ricobayo embalsaba 667 hectómetros cúbicos de agua (58% de su capacidad). El 3 de agosto sólo tenía 130 hectómetros (11 % de su capacidad). En menos de dos meses, se turbinó en esta presa casi la mitad de toda el agua de este embalse. Esto ha supuesto que los 19 municipios que han establecido parte de su vida en torno al embalse del Esla hayan visto al inicio del verano decaer por completo la temporada, en su momento más álgido.

La situación de desembalse continuo en estos meses ha impedido el baño, la pesca, los deportes acuáticos, el ocio en torno al embalse, con las consiguientes pérdidas de la hostelería y alojamientos en un momento, el verano en el que tenían depositadas sus esperanzas para recuperar las pérdidas derivadas de la pandemia. Esta situación ha indignado a los habitantes de la zona que han alzado la voz por primera vez contra la política de Iberdrola, injusta con la provincia zamorana.

El 14 de agosto, la empresa Iberdrola dice que el embalse no se ha vaciado, sino que está cumpliendo con su función en el momento más necesario: producir energía para el suministro de la demanda y desplazar, junto a otras fuentes de generación eléctrica competitivas, a las tecnologías más caras en la conformación del precio de la electricidad.

Una de las razones del vaciado de Ricobayo deriva directamente de las necesidades del sistema energético. Y en este momento en el que el precio del megavatio es el más caro de la historia de nuestro país, las compañías de generación, en sustitución de otras más caras (tales como el gas, que enfrenta precios muy elevados en el verano de 2021) recurren a fuentes como la hidráulica para abaratar los costes de producción. Los precios del gas, junto con el incremento del precio de los derechos de emisión del CO2, por encima también de los precios estimados por el mercado para estos años, están determinando los altos precios de la electricidad en el mercado mayorista en estos últimos meses.

España es el único país donde se da esta volatilidad en la factura eléctrica diaria puesto que depende de los precios del mercado mayorista para aquellos hogares que no tienen acordado un precio fijo. Ante estos precios de la factura, las compañías eléctricas alegan que, para contribuir a la rebaja de la luz, deben producir a menor coste, recurriendo a otras fuentes de generación como la hidráulica.

Por otra parte, el denominado “carácter regulador” del embalse de Ricobayo supone que justamente éste embalse y no otros hayan sufrido esta bajada de cota. Es evidente que la política energética actual ha traído como consecuencia, además de las facturas más caras de la historia de España, encadenando récords seguidos en el precio del megavatio, una búsqueda de las empresas eléctricas de producir a precios menos costosos a fin de reducirla, tal como éstos alegan.
Consecuencia de todo ello, una vez más los zamoranos se han sacrificado por el conjunto de España.

Justo es, por tanto, que asumida esta circunstancia, los municipios afectados, los negocios, las personas que esperaban el verano en estos pueblos, vean paliados los perjuicios sufridos.