Colectivos del Tiétar molestos con la Junta por unos servicios de extinción "precarizados" y prevención escasa
Incendio El Raso

Colectivos del Tiétar molestos con la Junta por unos servicios de extinción "precarizados" y prevención escasa

|

Colectivos del Valle del Tiétar han expresado su malestar por lo ocurrido en los últimos días en la provincia de Ávila y han denunciado que miles de hectáreas de monte son arrasadas cada año "sin que los grupos políticos actúen a la altura de las nuevas circunstancias de cambio climático y abandono rural".


La reacción de estos colectivos se produce tras los cinco incendios registrados desde la noche del 14 en el Valle del Tiétar y Gredos, El Raso, Casavieja , La Parra, Piedralaves y Navalacruz, este último incontrolable a estas horas que lleva arrasadas miles de hectáreas y que ha obligado a evacuar varios pueblos.


"Como ciudadanía nos sentimos indignados e impotentes cuando vemos que las administraciones públicas no invierten dinero en solucionar la raíz del problema mediante la prevención, teniendo a los servicios de extinción precarizados por empresas que pujan a la baja, no dándoles continuidad todo el año, ni formación en extinción y prevención", denuncian.


Así, acusan a la Junta de Castilla y León de intentar realizar durante el verano las labores preventivas que debería hacer durante el otoño, el invierno y la primavera, al tiempo que ven necesario recuperar el pastoreo del ganado en las zonas cercanas a los pueblos, así como la subvención para zonas de cultivo y vegas en los aledaños de los municipios.


Planes de prevención, simulacros, formación, fajas perimetrales y líneas de control, entre otros, debeía ser también una prioridad para la Junta, en opinión de los colectivos denunciantes.


"Las políticas forestales no deben de ser a cuatro años vista de mandato político; invertir a más tiempo es invertir en el futuro de nuestros pueblos y de nuestra descendencia", añaden.


Entre sus reivindicaciones incluyen la apuesta por especies de árboles más adaptadas al agua, como robles y castaños; a recuperación de los trabajos ancestrales, resinado, corcha..para dar vida y trabajo a los pueblos, sin olvidar que las entresacas de árboles deberían dejar las zonas tratadas desprovistas de restos de corta (modelos doce y trece), retirándolos para biomasa , ya que dejarlo en el monte lleva al peor escenario posible para los servicios de extinción.


"No se trata de si es viable económicamente, esto no les dará beneficios , los beneficios son para el pueblo, para quienes habitamos estas maravillosas montañas y este fértil valle", justifican.


Las asociaciones firmantes del comunicado recogido por Europa Press exigen que se cambie "esta política del negocio de los incendios" y que las administraciones locales, provinciales y autonómicas se coordinen, aúnen esfuerzos, pongan más medios para prevenir los desastres medio-ambientales que se nos avecinan y cuenten con la ciudadanía en las tomas de decisiones.