La ola de calor remite en la Península y Baleares, pero se mantiene en Canarias hasta el miércoles

La ola de calor remite en la Península y Baleares, pero se mantiene en Canarias hasta el miércoles

|

La primera ola de calor del verano en España, que comenzó el pasado miércoles, finalizará este lunes en la península y Baleares, pero se prolongará hasta el miércoles en Canarias.


El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, señaló este lunes, en declaraciones enviadas a los medios y recogidas por Servimedia, que hoy bajan las temperaturas en amplias zonas del país salvo en el extremo sur de Andalucía, donde suben. El descenso será notable en buena parte de la mitad norte peninsular y las provincias mediterráneas.


No obstante, este lunes todavía estamos en situación de ola de calor y en el interior occidental de Cataluña aún se superarán los 36 o 37 grados, y los 38 a 40 grados en buena parte de la zona centro y mitad sur peninsular, con máximas superiores a los 42 o 44 grados en puntos de Andalucía, sobre todo del valle del Guadalquivir y quizá de la provincia de Málaga.


El descenso térmico continuará este martes, sobre todo en el tercio sur peninsular. "No se alcanzarán 40 grados en prácticamente ningún punto, aunque sí se superarán los 38 en el Guadiana y el Guadalquivir", comentó Del Campo.


Este martes habrá menos de 30 grados en la mitad norte peninsular, salvo en zonas del noreste, que llegarán a 32. "Eso después de que la madrugada del lunes al martes haya sido más fresca, con temperaturas mínimas que pueden ser incluso inferiores a 10 grados de lo normal en puntos de la mitad norte, sobre todo de la Meseta. En el área mediterránea, así como en buena parte de Andalucía y Extremadura, esta madrugada seguirá siendo realmente cálida y no se bajará de los 20 grados", apostilló.


Tanto el lunes como el martes apenas lloverá en España, pues, pese al descenso térmico, seguirá el tiempo anticiclónico. Puede haber lluvias débiles en el Cantábrico y alguna tormenta ocasional en las regiones mediterráneas.


No obstante, soplarán rachas fuertes o muy fuertes de viento en la mitad norte peninsular y Baleares. Esos vientos de componente norte, más frescos, retirarán el aire cálido de los últimos días sobre la península y favorecerá el alivio en los termómetros.


"Pese a esta bajada de temperaturas, el riesgo de incendios seguirá siendo muy alto o extremo en casi todo el país, después de unos días en los que la ola de calor ha secado más la vegetación, por lo que hay que seguir extremando las precauciones", comentó Del Campo.


Desde el miércoles


Respecto a la península y Baleares, a partir del miércoles volverán a subir las temperaturas, sobre todo en la mitad norte peninsular. Ese ascenso se mantendrá en los días siguientes, cuando se extenderá a la mitad oriental.


Así, este miércoles habrá temperaturas normales para la época del año y el jueves y el viernes serán algo más altas en las mitades norte y este de la península. "En general, entre tres y cinco grados por encima, no tanto, por lo tanto, como durante la ola de calor", comentó Del Campo. Esa tendencia podría continuar durante el próximo fin de semana, aunque no se llegará al calor extremo de los últimos días.


Las precipitaciones continuarán siendo escasas a mediados de esta semana porque persistirá el tiempo anticiclónico. Lloverá débilmente a partir del miércoles en el área cantábrica y Pirineos, y aparecerán posibles chubascos tormentosos en las regiones mediterráneas y el interior de la mitad oriental peninsular debido a la llegada de vientos húmedos procedentes del Mediterráneo.