El Sindicato Obrero Independiente denuncia un brote de COVID-19 en la residencia burgalesa de Oña

El Sindicato Obrero Independiente denuncia un brote de COVID-19 en la residencia burgalesa de Oña

|

El Sindicato Obrero Independiente denunció hoy la existencia de un brote “incontrolado” de COVID-19 en la residencia de mayores de Oña, dependiente de la Diputación de Burgos, donde hasta el momento hay “al menos diez positivos y siete personas aisladas”, aunque “podrían ser muchos más porque no se están realizando cribados con pruebas PCR”.


De igual manera, el sindicato puso de relieve que no se ha contratado ningún refuerzo de auxiliares de enfermería para esta situación, “a pesar que se conoce lo que sucede desde el pasado jueves” y de que el protocolo establece que tiene que haber dos auxiliares de enfermería trabajando en la Unidad de COVID, por lo que exigió la contratación urgente de trabajadores.


El SOI solicitó al vicepresidente primero de la institución provincial, Lorenzo Rodríguez, que desarrolle un decreto para que los trabajadores que no puedan acudir a los exámenes de la oposición de auxiliar de enfermería por estar aislados, tengan la oportunidad de hacerlo a posteriori.


Por esta razón, el sindicato acusó a Lorenzo Rodríguez de prometer esta medida e incumplirla, ya que en las pasadas oposiciones de limpieza hubo trabajadores aislados a los que no se les ofreció ofrecido la opción de presentarse a los exámenes en fecha posterior.


Asimismo, desde el sindicato apuntaron a la posibilidad de que “en los próximos días haya más brotes en otros centros de la Diputación”, para lo que “se debe disponer de medios humanos y materiales para hacerles frente con garantías para trabajadores y residentes”.