La cuarta parte de los alumnos salmantinos de la ESO pasa de curso arrastrando suspensos
Imagen de archivo de una manifestación de estudiantes por las calles de Salamanca

La cuarta parte de los alumnos salmantinos de la ESO pasa de curso arrastrando suspensos

Salamanca coincide con la tendencia nacional, caracterizada por una mayor presencia de repetidores en la ESO que en Primaria
|

Cuando termina un curso y nos adentramos en otro surgen todo tipo de análisis, datos estadísticos e interpretaciones sobre cuál es el grado real del fracaso escolar de nuestros estudiantes. El Ministerio de Educación se ha tomado muy en serio esta cuestión y ha puesto a sus técnicos a trabajar para determinar realmente el grado de incidencia de los suspensos entre nuestros estudiantes. Aunque el Ministerio aborda todos los niveles educativos, desde la Primaria hasta el Bachillerato, lo cierto es que el nivel educativo que siempre se presta a controversia es lo que sucede en la ESO. ¿Qué ocurre con nuestros estudiantes de la ESO? ¿Cuántos pasan de curso y cuántos repiten? Para estas respuestas, al menos desde un punto de vista estadístico, el Ministerio nos aporta datos especialmente llamativos.


La última actualización estadística del Ministerio de Educacion en este sentido tiene como base los últimos datos que se conocen y que han sido computados, en este caso correspondientes al curso 2018-2019. El análisis estadístico aborda la situación de los aprobados y los suspensos en cada comunidad autonoma en su red de institutos.


Si nos circunscribimos al caso específico de Salamanca,. nos encontramos con un dato que, globalemente, no difiere de la media nacional, pero que sí resulta digno de reflexión. Aproximadamente el 25% de los alumnos de la ESO en los institutos salmantinos que pasan de curso lo hacen arrastrando algún suspenso. Los dígitos varían dependiendo de cada curso. Así, en primero y segundo este porcentaje se sitúa en torno al 22,8%, pero sin embargo, en cuarto de la ESO, los chavales que logran acabar la ESO, pero con algún suspenso, son algo más, concretamente el 26,4%.


Otros porcentajes


Pese a este dato un tanto preocupante, lo cierto es que, según las estimaciones estadísticas ministeriales, los porcentajes de alumnos que pasan de curso y promocionan, evitando tener que repetir el curso, son bastante elevados en Castilla y León. Así y basándos en los datos ministeriales, aunque en este caso referidos al curso 2017-2018, nos encontramos con que en el primer curso de la ESO consiguió promocionar el 88,4% del total de alumnos salmantinos, en el segundo curso el porcentaje disminuye sensiblemente hasta situarse en el 86,3%, unos dígitos muy parecidos aunque levemente inferiores al 86,7% contabilizados en el tercer curso y al 86,6% del cuarto curso.Sin embargo, este porcentaje difiere notablemente si se trata de alumnos que siguen en cuarto curso de la ESOl a senda de las Enseñanzas Académicas (90,3% de éxito académico al pasar de curso) frente al 70,1% en la modalidad de Enseñanzas Aplicadas. En este apartado la media nacional arroja unos indicadores muy parecidos, con porcentajes que comprenden desde el 85% al 89% en virtud de cada curso.


En lo que se refiere a Primaria, el porcentaje de escolares que pasan de curso y evitan ser repetidores es mayor en comparación con la ESO. De hecho, en la exploración estadística se pone de manifiesto que en el primer curso de Primaria promocionó el 96,6%, en el segundo curso fue el 97,1%, incrementándose hasta el 97,9% en el tercero. En cuarto curso fue el 97,1%, en quinto el 98,3% y en sexto curso el 98,0%. No hay grandes diferencias respecto a la media nacional, que se mueve entre el 97% y el 98%. Es decir y como gran conclusión: hay más repetidores en los institutos de la ESO que en los colegios de Primaria..


Finalmente, si os centramos en la tesitura regional de los resultados académicos de los alumnos de la ESO, nos encontramos, tal como se pone de manifiesto en la investigación estadística del Ministerio de Educación, que las comunidades autónomas que presentan mayores porcentajes de alumnado que promociona, son las que a su vez tienen, al mismo tiempo, mayores porcentajes de población estudiantil que supera todas las materias dentro del que promociona. Cataluña ocupa el primer lugar, seguida en el segundo peldaño por el País Vasco, aupándose la Comunidad Foral de Navarra al tercer puesto.