El Embalse del Ebro: zona apta para el baño
Foto archivo: Europa Press

El Embalse del Ebro: zona apta para el baño

|

Desde que empezaran los controles, el pasado 7 de junio, el Servicio Territorial de Sanidad ha calificado las aguas del pantano del Ebro como aptas en todas las inspecciones realizadas este verano. La temporada oficial de baño en Castilla y León comenzó el 15 de junio y termina el 15 de septiembre.


La provincia de Burgos cuenta con una zona de baño censada, la playa fluvial Embalse del Ebro, en Arija. Como las demás del resto de la comunidad, estos espacios están sujetos a controles analíticos y toma de muestras, que realiza el servicio de Salud Pública de cada provincia. Estas inspecciones se hacen al menos cada 15 días, y la primera evaluación de 2021 tuvo lugar el 7 de junio, justo antes de comenzar el periodo de baño.


La temporada oficial de baño en Castilla y León comienza el 15 de junio y se alarga hasta al 15 de septiembre. Durante la misma, se realiza una vigilancia sanitaria por parte de los servicios oficiales farmacéuticos de la Junta de Castilla y León, con inspecciones visuales y tomas de muestras de agua periódicas, para su posterior análisis y calificación.


Hasta la fecha, los controles realizados en los dos puntos de muestreo del Embalse del Ebro en Arija han dado un resultado positivo. Si en algún momento de la temporada este fuera negativo, se consideraría la calidad del agua como “no apta para el baño” y se daría aviso urgente al ayuntamiento afectado con el fin de que lo pusiera en conocimiento de los bañistas. Si esta calificación de agua no apta se prolonga en días se siguen haciendo análisis hasta que los resultados de otras muestras recogidas a las 72 horas están por debajo de los límites peligrosos.


Análisis de las aguas


La provincia de Burgos cuenta con tres meses en los que los ciudadanos pueden disfrutar con seguridad de las aguas de la zona de ocio del Embalse del Ebro. Además, durante este periodo también se llevan a cabo sucesivas tomas de muestras para un análisis posterior del agua. La calidad de este medio se determina, en cada momento, por varios factores; en función del resultado de una inspección visual, del control de la calidad de las aguas y del cumplimiento de los valores paramétricos fijados por la legislación vigente.


Estas muestras se analizan y toman en dos puntos del pantano burgalés para su posterior revisión. Por una parte, en el examen visual se comprueba la transparencia del agua y la existencia de contaminación en la misma. A continuación, los farmacéuticos del Servicio Territorial de Sanidad analizan que las muestras cumplan los valores establecidos de enterococos intestinales y de escherichia coli fijados por la Consejería de Sanidad.


Precauciones a la hora de bañarse


La zona de baño del Embalse del Ebro, situada en Arija, no cuenta con olas, pero sí puede presentar remolinos o corrientes, por lo que es necesario prestar atención a la hora de refrescarse. Además, en el caso de acudir a la zona de ocio con niños, conviene no perderlos de vista. Otras indicaciones son utilizar protector solar y resguardarse del astro para evitar insolaciones.


A la hora de meterse en el agua, conviene hacerlo despacio y con un calzado adecuado para evitar posibles daños. Ante cualquier emergencia, la opción más acertada es llamar al 112 para pedir ayuda.
Toda la información sobre la calificación de las zonas fluviales de baño de la provincia y de la región se puede consultar en la página web de Salud de la Junta de Castilla  y León, en el apartado de Sanidad Ambiental http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/zonasdebano.