La Junta aprueba la financiación de los gastos de inversión en suelo industrial de los ayuntamientos

La Junta aprueba la financiación de los gastos de inversión en suelo industrial de los ayuntamientos

El anexo de la orden recoge el establecimiento de las cuantías máximas, los criterios y se describe el procedimiento de gestión de las subvenciones
|

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó hoy una orden de la Consejería de Economía y Hacienda que aprueba las bases reguladoras de las subvenciones destinadas a financiar gasto de inversión en suelo industrial dirigidos a los ayuntamientos de la Comunidad.


La orden recogió, según la Agencia Ical, que la Junta considera "conveniente" colaborar con la administración local para "mejorar" y "actualizar" la oferta de suelo industrial para  las empresas que ya están instaladas y también para otras que decidan elegir Castilla y León para llevar a cabo su proyecto industrial. Por lo tanto, las subvenciones para la creación de suelo industrial van destinadas a todos los ayuntamientos de la Comunidad, con independencia de su población. Sin embargo, las inversiones de transformación y mejora de polígonos industriales existentes solo podrán otorgarse a los municipios menores de 20.000 habitantes, con la clara intención de ayudar a los ayuntamientos asentados en el medio rural.


En definitiva, se trata de apoyar proyectos con viabilidad técnica y económica, por lo que, en la documentación exigida para ser beneficiario debe acreditarse la existencia de demanda de suelo industrial en el municipio y la existencia en éste de un suelo apto y viable técnica, urbanística y medioambientalmente para la implantación de industria.


El anexo de la orden se estructura en dos capítulos. Por un lado,  se establecen las normas relativas a beneficiarios, tipos de proyectos, características de las subvenciones, así como el establecimiento de las cuantías máximas y los criterios para determinarlas, entre otros aspectos. Por otro, se describe el procedimiento de gestión de las subvenciones.


El Bocyl señaló que el  Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León, dependiente de la Consejería, tiene como finalidad promover la competitividad del sistema productivo en la Comunidad, así como favorecer y dar apoyo financiero a las actuaciones dirigidas a las empresas para el fomento del desarrollo económico.


En concreto, recordó que el sector industrial necesita disponer de suelo industrial que cumpla con todos los factores de calidad que reclama el mercado como abastecimiento de energía garantizado, servicio de abastecimiento y depuración de aguas acorde con las exigencias medioambientales, servicio de telecomunicaciones avanzado y conexión con las redes de comunicación, entre otras. "Se trata, en definitiva, de obtener un suelo industrial que sea atractivo tanto para los pequeños empresarios locales como para otro tipo de empresarios que requieren infraestructuras modernas y localizadas bien en entornos rurales bien en las ciudades de la Comunidad", añadió.