CSIF pide "máxima prioridad" a la Junta para que saque las 7.000 plazas de funcionarios pendientes
Foto: archivo

CSIF pide "máxima prioridad" a la Junta para que saque las 7.000 plazas de funcionarios pendientes

|

La Central Sindical Independiente y de Sindicatos solicita máxima prioridad a la Junta de Castilla y León para que saque adelante la oferta pública de funcionarios y laborales que tiene pendiente, que actualmente alcanza los más de 7.000 puestos sin cubrir.


Actualmente aún existen convocatorias correspondientes a los años de 2017 y de 2018; y están sin convocar de manera completa las de 2019 y 2020. Además, en lo que va de año, todavía no se conocen las jubilaciones de 2021, para concretar las ofertas de este año, lo que va a provocar un parón de difícil solución.


A eso se le suma el problema de la alta temporalidad. Esta es una situación que provoca problemas en el desempeño de los servicios públicos, algo que afecta de manera directa en la atención al ciudadano.

Los empleados públicos de la Administración General y Especial del gobierno regional desempeñan su trabajo en carreteras, servicios sociales, colegios e institutos, informática, empleo, campamentos, museos, bibliotecas, lucha contra incendios, caza, pesca, registro o subvenciones, por citar algunas de sus funciones.


Personal extinción de incendios


Cabe señalar las dificultades en las que trabajan desde hace años los empleados adscritos a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en el Operativo de Prevención y Extinción contra Incendios Forestales. La legislación sobre este asunto está obsoleta, sin adaptarse a la normativa nacional, y los medios resultan claramente insuficientes para la responsabilidad de los profesionales.


"Si se retrasan aún más las oposiciones, se puede dificultar el servicio ofrecido por la Junta de Castilla y León, que es muy bueno, la prueba está en las auditorías puntuales que se hacen", indican.


Hay que recordar el papel de CSIF en la negociación y firma del acuerdo por la carrera profesional, gracias al cual más de 20.000 empleados públicos verán reconocida su experiencia a nivel laboral y económico, equiparándose a la situación de otros funcionarios.


Bolsas de empleo


El presidente autonómico del Sector de Administración General de CSIF en Castilla y León, Mariano Prieto ha comentado que otro de los temas que le preocupan a su sector son las bolsas de empleo público. Actualizar las bolsas de empleo “permitiría la cobertura ágil de las necesidades temporales de personal para vacaciones, incapacidades… Nos encontramos en la actualidad con bolsas de empleo derivadas de hace más de 20 años, y la Junta tiene que acudir constantemente al ECyL”, indica Prieto.


Otro aspecto que el sindicato considera importante es el impulso de la negociación del convenio colectivo del personal laboral, paralizado más de la cuenta. “Hay que resolver la reclasificación profesional con adaptación al Plan Bolonia, la falta de la promoción interna, la equiparación de derechos con el resto de los empleados públicos, la discriminación salarial entre hombres y mujeres, o la situación del personal fijo discontinuo, entre otras cuestiones”, apunta Prieto.



CSIF pide también la Junta de Castilla y León que se efectúe un diagnóstico de los puestos que son necesarios o no, de los servicios donde realmente sea imprescindible reforzar y ampliar las plantillas, para adaptarse a los cambios y aumento de competencias actuales, y mejorar las retribuciones de estos.