Soria ¡Ya! escribe a Pedro Sánchez para pedir una justa distribución de los Fondos de Recuperación

Soria ¡Ya! escribe a Pedro Sánchez para pedir una justa distribución de los Fondos de Recuperación

|

La plataforma Soria ¡Ya! ha reimitido una carta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de conocer las inversiones que se prevén para los aeropuertos de Barajas y El Prat a cargo de los Fondos Europeos de Recuperación Económica.


La plataforma, al conocer que la inversión en ambos será de 3.300 millones de euros, ha querido escribir al presidente del Gobierno reclamando el mismo esfuerzo para su provincia.


La carta es la siguiente:


Estimado Presidente del Gobierno:


Esta semana hemos conocido las inversiones previstas por parte del Gobierno de España, para los aeropuertos de Madrid y de Barcelona, así como las conexiones por AVE con los aeropuertos de Girona y Reus por importe de 3.300 millones de euros. Sin duda esas millonarias inversiones mejorarán enormemente estas infraestructuras, a la vez que acercarán los servicios a los ciudadanos de esas poblaciones.


Al respecto de estas millonarias inversiones, desde la Plataforma Soria ¡YA! no podemos ocultar que nos preocupa sobremanera, que esas grandes cifras sigan dirigiéndose sólo a determinados territorios, y que una vez más se olviden de la España que a nadie importa; se olviden de la provincia de Soria y de obras básicas prometidas durante décadas y nunca acabadas... Durante las numerosas presentaciones públicas de los fondos Next Generation, le hemos oído prometer inversiones relacionadas con el reto demográfico, asegurando que nadie se quedaría atrás y que mejorarían la vertebración del país mediante la fijación de población en todo el territorio. Pues bien, sirva la presente para recordarle proyectos muy básicos necesarios para esta provincia, que debieran haberse puesto en funcionamiento hace décadas y que entre otras cuestiones, el olvido de los mismos, ha propiciado que la provincia de Soria, haya quedado muy atrás en relación con el resto de territorios de nuestro país. Sin lugar a dudas la gran inyección de los fondos Next Generation podría ayudar a superar los abismos creados entre territorios, y si hubiera voluntad política por parte de su ejecutivo, podrían acometerse con urgencia y de una vez por todas:


Hablamos de la autovía A-11, una infraestructura comenzada en los años 80, que uniría Portugal, con Valladolid, Soria, Zaragoza y Barcelona, y que parece no importar a ningún gobierno porque ninguno tiene interés en acabarla. ¿Y qué decir de la olvidada A15 entre  Soria y Tudela de Ebro, o de la conversión en autovía de los tramos de la N234 entre Calatayud-Burgos?, trazado que curiosamente discurre por Soria, y que es el único de esta infraestructura que ni está planificado, ni se le espera.


Necesitamos un ferrocarril digno entre Soria y Madrid, que mediante una velocidad alta (que no AVE) ahorre tiempo y permita de verdad, que los ciudadanos sorianos podamos viajar en un tren moderno, al menos a Madrid. Pues bien, esta modernización lleva más de dos décadas prometida, pero su ejecución queda continuamente retrasada mientras los sorianos nos vemos obligados a viajar en vagones de tercera y a velocidades de máquinas de vapor. También queremos recordarle la reapertura de la línea Soria-Castejón, proyecto avalado en periodos preelectorales por el PSOE de Soria.


Necesitamos telecomunicaciones que permitan a los sorianos vivir y trabajar en la provincia; la reciente licitación de banda ancha para Soria, sólo obliga a las operadoras a conectar 9.052 unidades de las 45.259 existentes, es decir que el 80% seguirá excluido de la banda ancha. Además, con las últimas licitaciones, el 5G parece que sólo llegará a Soria capital. Con estas realidades, una vez más los sorianos nos quedamos más atrás y desconectados del resto del mundo.


¿Qué decir de proyectos que en su momento fueron ilusionantes como el Banco de España, o el Centro de Alimentos de Soria, perteneciente al INIA? Podría ser una infraestructura que ayudase a innovar a las empresas sorianas, pero ¿cómo va a funcionar si carece de personal y de proyecto propio? Ciertamente está abocado en breve al cierre más absoluto. Sinceramente nos gustaría que en nuestro territorio también se planificasen y ejecutasen proyectos innovadores, hubs punteros, capaces de cambiar nuestras economías, y que se nos considerase más allá de proyectos agrícolas o ganaderos.


Y en relación a las ayudas de funcionamiento permitidas por la Comisión Europea para las empresas de la provincia de Soria, nos preocupa profundamente que tres meses después de haber sido aprobadas, no haya habido ningún avance significativo, y que altos responsables que han visitado nuestra provincia en las últimas fechas, nada supieran de este trascendental tema. Parece que algo tan trascendente para nosotros, en absoluto es prioridad para su gobierno.


De sobra sabemos que 90.000 sorianos poco importan a éste o a otro ejecutivo, y también sabemos que a los 90.000 sorianos (al igual que el resto de españoles), nos tocará devolver vía impuestos en los próximos 30 años, los fondos Next Generation, fondos de los que todo parece indicar en el mejor de los casos, sólo nos llegarán migajas.


Desde la Plataforma Soria ¡YA! insistimos en que nos alarma enormemente que una vez más, estas inversiones millonarias no hagan sino acrecentar las diferencias en el conjunto de España, ayudando a las zonas más desarrolladas a seguir desarrollándose y negando el futuro a zonas como la provincia de Soria.  Con los planteamientos que estamos viendo y sin un tratamiento ambicioso y de choque, nuestra provincia está abocada a la desaparición.


Como siempre, hablar de reto demográfico y de despoblación, queda muy bien en los discursos, pero la solución real pasa por la materialización de proyectos e inversiones de altura imprescindibles en la zona más despoblada de España, si bien, ello parece no ser una prioridad para quienes gestionan estos fondos.

Por medio de la presente, le recordamos que Soria existe, que sus ciudadanos necesitan tener ¡YA! acceso a servicios públicos del siglo XXI y que los impuestos que pagamos y que pagaremos en las próximas décadas para sanear la deuda pública española derivada de los fondos Next Generation, deberían darnos derecho a beneficiarnos de inversiones estatales, de servicios públicos y de proyectos diferenciadores, en igualdad de condiciones que otros ciudadanos españoles. Porque el hecho de vivir en Soria, no debe restar derechos…

Esperando que, en materia de despoblación, pasemos de una vez por todas de las palabras a los hechos, y que el “no quedarse atrás” sea algo más que un eslogan fácil y recurrente, reciba desde la Zona 0 de la Despoblación, un saludo.