Carriedo cree que a Castilla y León le perjudicaría una subida de impuestos

Carriedo cree que a Castilla y León le perjudicaría una subida de impuestos

El consejero de Economía y Hacienda rechaza, también, pedir subidas para otras regiones
|

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha asegurado que a la Comunidad le perjudicaría que se le obligara a subir impuestos o que aumentará la gravación fiscal, al tiempo que ha dejado claro que desde Castilla y León no se pide que se incremente los impuestos en otras comunidades, pero si demanda al Gobierno nacional una política fiscal favorable al medio rural.


Así lo ha asegurado Fernández Carriedo en una entrevista concedida a la Cadena Ser y recogida por Europa Press sobre la posibilidad de que el Gobierno central aplique un impuesto a las rentas altas de Madrid para compensar al resto de las comunidades por la capitalidad.


"El problema es que cuando el Gobierno habla de armonización fiscal lo que quiere es subir impuestos y nosotros claramente estamos en contra porque retrasa la recuperación económica y perjudica la capacidad de crecimiento y creación de empleo" ha explicado el consejero.


"A nosotros lo que nos perjudicaría es que se nos obligara a subir impuestos y que se nos gravara más fiscalmente", ha aseverado Fernández Carriedo, quien ha puesto como ejemplo el impuesto al azúcar, a lo que añadido que a Castilla y León le afectaría "una política fiscal que perjudicara a sectores esenciales" para la Comunidad.


Por ello, el consejero ha asegurado que desde Castilla y León no se pide que se suban impuestos en otras comunidad, sino que se baje, con una "política moderada, que contribuya al crecimiento económico y a la creación de empleo, con una política fiscal para el mundo rural en España.


Al respecto, se ha mostrado partidario de que cada territorio use la capacidad normativa en beneficio de su Comunidad, y así ha puesto el ejemplo de la supresión hace un par de meses, en Castilla y León, del impuesto de Sucesiones y Donaciones, al considerar que "es injusto", al tiempo que se ha referido a que la región "cuenta con un buen catálogo de apoyos económicos".


Asimismo, Carlos Fernández Carriedo ha defendido una Política fiscal favorable de apoyo al mundo rural, "como se está aplicando en Castilla y León" al tiempo que ha aseverado que "sería bueno" que también se hiciese a nivel nacional, "porque vivir en el mundo rural tiene unos condicionantes".


Además, ha rechazado la idea de que subir los impuestos implica una subida de la recaudación y bajar los impuestos una menor recaudación. "No es verdad" ha subrayado Fernández Carriedo, quien ha explicado, "por la experiencia", si hay una subida impositiva "se deteriora el ritmo de creación de empleo y el ritmo de recaudación se deteriora" porque hay menos personas contribuyendo.


"Esta realidad de que la mejor forma de recaudar más es subir impuestos a veces no siempre se corresponde con la realidad", ha asegurado.


Sobre si la fiscalidad de Madrid perjudica a la Comunidad, Carlos Fernández Carriedo ha explicado que Castilla y León está abrazada por nueve regiones con las que limita, entre ellas una con un régimen foral específico, que desde la Junta se "respeta porque está en la Constitución".


"Estamos acostumbrados a que Castilla y Leon compita, desde el punto de vista económico y de la productividad, lo que nos ha hecho ser una Comunidad con los impuestos más bajos, con buenos servicios públicos y con poco déficit publico", ha insistido Carriedo.