Inician un nuevo programa de protección de tres de las especies estrella de la biodiversidad de Castilla y León
Nuevo proyecto de FNyH para la protección de tres especies estrella de la biodiversidad en CyL. - FNYH.

Inician un nuevo programa de protección de tres de las especies estrella de la biodiversidad de Castilla y León

|

La Fundación Naturaleza y Hombre (FNyH) ha emprendido un nuevo programa de protección de tres de las especies estrella de la biodiversidad castellanoleonesa, como la cigüeña negra, el águila imperial ibérica o el buitre negro, seriamente amenazadas o vulnerables.


Este es el objetivo del nuevo proyecto que FNyH desarrolla ya en fincas de la provincia de Salamanca. Bajo el nombre de 'Reservas privadas y otras actuaciones para la conservación del buitre negro, el águila imperial ibérica y la cigüeña negra en el Oeste Ibérico', el proyecto pretende garantizar la conservación de estas especies en zonas de Campo de Azaba, Campo de Argañán y las dehesas del entorno.


Estos espacios están incluidos en la Red Natura 2000, la red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad que busca garantizar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat del continente.


Concretamente, dentro del proyecto 'Reservas privadas y otras actuaciones para la conservación del buitre negro, el águila imperial ibérica y la cigüeña negra en el Oeste Ibérico', las acciones de conservación que se llevan a cabo incluyen: seguir la evolución de parejas reproductoras y de nidos de buitre negro y cigüeña negra; incentivar la nidificación del águila imperial colocando plataformas nido; y gestionar puntos autorizados de alimentación (muladares) de grandes rapaces necrófagas como el buitre negro, el alimoche, el buitre leonado y el milano real en Salamanca (en la reserva privada de FNyH 'Campanarios de Azaba').


También se persigue la construcción de cercones para la suelta de conejo y perdices, así como suelta de palomas, todas ellas especies alimento para el águila imperial ibérica, además de micro-siembras de leguminosas y gramíneas para dar alimento y refugio a las aves; laprotección de vivares y refugios naturales con restos de podas y material vegetal; la lucha contra especies invasoras acuáticas, como el helecho de agua, en los humedales; y la plantación y protección de árboles autóctonos (encinas, alcornoques y robles melojos o rebollos) 'Custodios del territorio'-.


Para llevar a cabo estas acciones de conservación en las fincas privadas, se utiliza la figura de la llamada 'Custodia del Territorio': por encargo de las entidades públicas nacionales y europeas responsables, y mediante acuerdos con los propietarios de las fincas privadas donde se encuentran estas especies, organizaciones de conservación como la Fundación Naturaleza y Hombre realizan estos trabajos.