El PSOE acusa a la Concejalía de Cultura de otorgar "a dedo" la explotación de la cafetería del DA2

El PSOE acusa a la Concejalía de Cultura de otorgar "a dedo" la explotación de la cafetería del DA2

El PP rechaza las acusaciones y señala que el PSOE solo sabe practicar la demagogia
|

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca reitera la falta de transparencia del equipo de Gobierno de García Carbayo en la actividad desarrollada a través de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, en esta ocasión, al otorgar a una empresa determinada un contrato sin licitación previa para la explotación de la cafetería, terraza y restaurante del DA2 (Domus Artium 2002).



Este espacio de restauración forma parte del centro de arte contemporáneo, propiedad del Consistorio salmantino y cuya gestión está actualmente encomendada a la Fundación de Cultura. En octubre del año 2012 se autorizó la explotación de estas zonas y se abrió un proceso de licitación pública, aportando para el uso del adjudicatario el mobiliario y equipamiento de la cafetería, del restaurante y de la cocina. Los interesados podían ofertar el canon mensual que consideraran oportuno, estableciéndose una cantidad mínima de 1.500 euros (IVA incluido). El contrato fijaba una duración de dos años, a partir del 1 de noviembre de 2012 y hasta el 31 de octubre de 2014, pudiendo prorrogarse por dos años más.



El pasado 9 de julio de 2021 el Gobierno municipal comunicó en nota de prensa la reapertura de este servicio de cafetería bajo el nombre Ágora DA2 por parte de la empresa salmantina de hostelería Páramo mediante un proyecto en el que se pretende combinar ocio y cultura, una noticia que, como apuntan los socialistas, llega sin que se haya producido una licitación, sino una adjudicación directa.






Los concejales del PSOE lamentan que, ante lo que debería ser una contratación pública en igualdad de condiciones para todas las empresas interesadas, el equipo de Gobierno municipal opte por restringir la libre concurrencia y otorgue “a dedo” la explotación de un espacio de titularidad municipal en lugar de abrir un proceso como el que tuvo lugar en un primer momento, en el año 2012, con unos requisitos legales que aseguren la mayor transparencia e igualdad entre los participantes.



Además, tampoco en las reuniones de la Comisión Ejecutiva de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes ni del Patronato, de los que forma parte el Grupo Municipal Socialista, se ha tenido conocimiento de este proceso de adjudicación directa y de sus condiciones, lo que demuestra una vez más las prácticas opacas por las que se caracteriza la gestión del PP en la ciudad, con el beneplácito de quienes venían a regenerar la política.



Petición de explicaciones


Ante esta clamorosa falta de información, el pasado 15 de julio los socialistas exigieron explicaciones a la concejala delegada del área y presidenta de la Comisión Ejecutiva de la Fundación en la comisión de Educación, Cultura y Deportes, en cuya respuesta se limitó a intentar justificar lo injustificable, alegando que la empresa adjudicataria presentó un proyecto a la Fundación que consideraron interesante y, como en años anteriores la convocatoria había quedado desierta, decidieron por ello otorgarle el contrato, sin licitación previa ni publicidad.


Cinco días después, el 20 de julio, ante la insistencia de los concejales socialistas, el gerente de la Fundación argumenta que “no se pudo dar información de la adjudicación de la cafetería porque todavía estaban ultimando las condiciones y tenía previsto informar en la primera comisión que tuviéramos, una vez concretadas las mismas y el contrato, pero debemos utilizar los cauces habituales para poder facilitarla y, en todo caso, en la próxima comisión daré información del procedimiento seguido”. Sin embargo, llama la atención y cabe señalar que la cafetería abrió sus puertas el día 8 de julio.


El 27 de julio se reúne de nuevo la Comisión Ejecutiva de la Fundación, pero en el orden del día tampoco aparece la documentación solicitada, de tal manera que las concejalas del PSOE asistentes vuelven a solicitarla en el turno de ruegos y preguntas. La información facilitada es que la Fundación ha asumido los gastos de acondicionamiento del espacio, que se trata de un contrato de arrendamiento de cuatro años con posibilidad de ampliarlo otros dos años más y que la empresa adjudicataria pagará el 10 % de los beneficios, dato que tal y como reconocen los responsables de la Fundación tampoco se hizo público.


El Grupo Municipal Socialista exige transparencia a la concejalía de Cultura mediante la publicación de mayor información sobre la contratación pública, en especial, sobre los contratos menores en el momento en que se realizan. Además, recuerdan que la ocultación deliberada de una información que debería estar a disposición de la ciudadanía y de todos los grupos municipales supone también un agravio para otras empresas que podían haber presentado diferentes proyectos ante las nuevas condiciones requeridas actualmente y que han sido elaboradas de forma unilateral.


No obstante, los socialistas quieren hacer constar que no están realizando una valoración sobre la iniciativa de restauración y ocio iniciada por la actual empresa adjudicataria, sino que su denuncia se basa en la falta de transparencia en la contratación pública por parte del Gobierno municipal y de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, que debería haber publicado y sacado a licitación el procedimiento para la explotación de este espacio.


La reacción del Grupo Municipal Popular no se hizo esperar. Los populares han destacado que con esta adjudicación se logra una clara mejora del servicio y han recordado que los concursos públicos para su explotación siemprehan quedado desiertos. Además, han lamentado que el PSOE "ponga palos en las ruedas" a las iniciativas del sector hostelero, "machacado por las continuas subidas de la luz".