'Universo Arbitral', una academia para árbitros con la misión de formar y proteger

'Universo Arbitral', una academia para árbitros con la misión de formar y proteger

|

Formar y proteger a los árbitros. Esos son los dos objetivos que se marcaron hace unos meses seis exárbitros vallisoletanos de categoría nacional –Jesús Zancada, Juan Saludes, Nacho Cifuentes, Javier Chicote, Diego Vaca y Juan Carlos Alonso- cuando dieron el paso para crear ‘Universo Arbitral’. Una asociación que pretende defender y potenciar la figura de los árbitros de fútbol muchas veces criticada y siempre foco de atención mediática y de los aficionados.


Y lo hace no tanto pensando en aquellos que llegan a la elite, sino sobre todo en quienes empiezan en el arbitraje y apuestan por vivir el deporte de otra manera. Porque los trencillas son también deportistas que entrenan, se preparan e intentan progresar como sucede con los niños que comienzan a dar sus primeras patadas al balón en los equipos de fútbol.


“Creamos la asociación porque teníamos un proyecto de cómo formar a los árbitros, favorecer su progreso, educarlos y defenderlos”, explicó el presidente de ‘Universo Arbitral’, Jesús Zancada. El exárbitro asistente de Primera División espera que con su proyecto los árbitros de Valladolid “evolucionen y mejoren ya que creemos que pasamos la peor crisis del arbitraje vallisoletano”.


UNIVERSO ARBITRAL



Las cifras cada vez son más bajas en cuanto al número de árbitros en la base y dentro de la élite los números son también desalentadores. Esta próxima temporada, en Primera división, no habrá representación de Valladolid. En segunda habrá uno, Oliver de la Fuente Ramos. En Primera REF tampoco habrá árbitros pucelanos y en Segunda REF se limitará a un asistente. Tampoco en Tercera división, con tres árbitros, las cifras son como la de temporadas anteriores. “Hace 15 años había 18 árbitros en categoría nacional y ahora nos quedamos solo con 5”, explicó Zancada.


Por todo ello, ‘Universo Arbitral’ quiere cambiar la tendencia y funcionar de manera similar a una academia privada para árbitros, aunque siempre animando a quienes llegan a que formen parte de la Federación. De hecho, ya participan en la asociación árbitros federados “a los que les exigimos que cumplan con los estatutos de la organización a la que pertenecen que es la Federación. Nosotros lo que hacemos es ayudarlo externamente como miembro de la asociación”.


Pero nunca solapando a la Fcylf porque “aunque somos externos a la Federación, hay aspectos en los que coincidimos, pero en otros no y por eso queremos ser una organización paralela en la que entendemos que lo importante es el árbitro”, analizó Zancada.


Cambiar la situación no es algo que dependa de esta organización porque el colectivo arbitral forma parte de la Federación, pero sí que, a medio plazo, esperan que con su trabajo la tendencia pueda variar. Para ello ya tienen preparados cursos de formación, “sobre todo a través de prácticas para que vean in situ como se tiene que arbitrar”. Para ello adoptarán proyectos que ya llevaron a cabo en la Federación y “funcionaron bien”. “Queremos crear una cantera arbitral a través de otro modelo”, concluyó Zancada.


Los árbitros federados que se asocian tienen un refuerzo formativo que se les da desde la asociación “pero que en ningún caso se quiere dirigir a quitar árbitros a la Federación”.


La Federación de Castilla y León ha sido un referente dentro del fútbol nacional, pero hay que evolucionar. “Hay que cambiar procesos para que el fútbol crezca y no vivir solo del pasado”. Y en ese sentido van a trabajar con la misma ilusión que consideran sería necesario que hubiera en todos los sectores de este deporte en Valladolid.