La vecina que encontró a la niña abandonada en Traspinedo: "Solo con ver su mirada se te partía el alma, nunca la voy a olvidar"

La vecina que encontró a la niña abandonada en Traspinedo: "Solo con ver su mirada se te partía el alma, nunca la voy a olvidar"

Resurrección de la Cruz fue la primera persona que atendió a la bebé de 19 meses a la que dejaron abandonada ayer en el municipio
|

Resurrección de la Cruz, vecina de Traspinedo, fue la primera persona que atendió a la bebé de 19 meses que dejaron abandonada ayer por la tarde en la localidad vallisoletana. Al parecer, a las siete y media de la tarde aproximadamente, la progenitora de la pequeña dejó a la menor en la puerta de una vivienda de la calle del Val, justo en frente de la casa de la tía de la menor. 


Fue precisamente la tía de la bebé quien llamó a la Guardia Civil para alertar de la situación de abandono que acababa de producirse después de recibir la llamada de su hermana informando de que había dejado a la niña sola en la puerta de una vivienda situada a unos metros de la suya, tal y como informó en primicia El Español-Noticias de Castilla y León


"Cuando mi hijo volvía de la piscina vio a la niña sentada en nuestra puerta, completamente sola. Se quedó con ella y lo que me parece más indignante es que ninguno de sus familiares la estuviera acompañando en ese triste momento, es un bebé y espero que no se acuerde de nada, pero solo con ver su mirada se te partía el alma", explica de la Cruz, una vez pasado el susto inicial que trastocaba la tranquilidad de este municipio cercano a Valladolid. 


"Te miraba y sonreía, yo la cogía la mano para tranquilizarla, lo peor es que no sé qué será de ella ahora. Es todo muy triste, porque he oído como lloraba esta noche, y de verdad que yo si pudiera me quedaba con ella, la niña no tiene la culpa de lo que haga su familia", comparte emocionada la vecina que atendió a la niña nada más percatarse de su presencia.


Ha pasado la noche en casa de su tía, pero de la Cruz, se pregunta qué será de ella, "porque han tenido que ir a Inmigración esta mañana tal y como les mandó ayer la Guardia Civil, pero no sé si se la llevarán a su país o quedará en un orfanato, sea como sea es un pena porque es solo un bebé". 


La vecina de 48 años lamenta que los servicios sociales no aparecieran hasta el lugar de los hechos "¿dónde estaban?, fue una situación que dio pena hasta a los agentes que estuvieron aquí tres horas con ella tratando de saber qué había pasado. Algunos eran padres y se notaba la impotencia de la situación. Al final fue el sargento el que tuvo que subir a pedirles documentación a los tíos de la niña y a comprobar cómo estaba la casa para que se quedara a pasar la noche, pero hoy ya no sabemos nada ella, aunque tengo claro que nunca la voy a olvidar".


La investigación del abandono de la menor continúa abierta y la Guardia Civil trabaja en estos momentos con la Fiscalía de Menores y los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León para esclarecer todas las incógnitas que rodean a este insólito suceso.