Pajarillos, zona piloto de un proyecto que pretende bajar la temperatura en verano entre 3 y 6 grados

Pajarillos, zona piloto de un proyecto que pretende bajar la temperatura en verano entre 3 y 6 grados

|

Valladolid es la ciudad española elegida para implantar el piloto EnerUSER “aplicando soluciones basadas en la naturaleza para mejorar el confort térmico del centro educativo y el espacio urbano que las rodea”. “Con las soluciones propuestas por el proyecto EnerUSER del Programa Interreg V-A España-Portugal (POCTEP), se pretende bajar la temperatura de la zona en verano entre tres y seis grados centígrados y absorber casi mil kilos de CO2 al año. Tanto la transpiración del aire frío como la sombra de los árboles pueden reducir las temperaturas máximas durante el día a nivel del suelo”.


Estas inversiones realizadas en el marco del proyecto EnerUSER están orientadas a la adaptación al cambio climático y la mejora de la calidad del aire, y en consecuencia a la reducción de consumos energéticos que beneficiarán tanto a la comunidad escolar como los vecinos que habitan entorno al centro educativo. 


"El Área de Intervención elegida para el piloto del proyecto EnerUSER en Valladolid ha sido una zona del patio del CEIP Cristóbal Colón del barrio de Pajarillos, sumándose a las actividades de la Red Pajarillos y del proyecto Pajarillos Educa que promueven la regeneración urbana del barrio. Este piloto de Valladolid junto con su homónimo implementado en la ciudad lusa de Bragança suman una superficie de actuación total acumulada de más de 2.250 metos cuadrados“, explicó Bárbara Rodriguez, Técnico de Proyectos Europeos del Instituto de la Construcción de Castilla y León, entidad que coordina EnerUSER.


"Se han aplicado soluciones basadas en la naturaleza y de agricultura urbana, reduciendo el efecto de la isla de calor de las zonas urbanizadas, mejorando el confort térmico y haciendo más habitable el centro educativo y el espacio urbano.


Al mismo tiempo los árboles productores de frutos que se han plantado permitirán integrar las inversiones realizadas en el programa educativo alimentario de los escolares del centro", resumió Inés Méndez Tovar, técnico de Dirección de Programas de la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León, quien explicó cómo han calculado la absorción anual de esos casi mil kilos de CO2 que esta intervención producirá. "Para estimar el CO2 que absorbe cada tipología de árbol no existe bibliografía, pero si tomamos una media generalista de 20 kilogramos de CO2 al año, podríamos decir que, en una estimación grosso modo, lo plantado absorberá 945 kilogramos de CO2 al año", estimó Méndez Tovar.


En los dos Pilotos de Implementación de los Modelos Innovadores de España y Portugal se incluyen la monitorización de 12 viviendas entre Valladolid y Bragança y la incorporación de arbolado y la implementación de soluciones naturales de regulación climática exterior.