El Ayuntamiento pide a la Junta más medios para tratar a los pacientes de COVID persistente

El Ayuntamiento pide a la Junta más medios para tratar a los pacientes de COVID persistente

|

El Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado hoy una moción, presentada conjuntamente en el Pleno por PSOE y Valladolid Toma la Palabra, para que la Administración Autonómica instaure unidades para el COVID persistente en todas las provincias.


Ambos partidos han considerado que con esta medida se solucionarían o aliviarían la situación “de precariedad en Atención Sanitaria en la que se encuentran, aplicando protocolos de reconocimiento y diagnóstico de la enfermedad según el código CIE, llevando a cabo un registro y seguimiento personalizado, así como agilizar la asistencia sanitaria”.


La moción, defendida por el concejal socialista, José Antonio Otero, ha contado con los votos a favor de todos los grupos. Incluso de Ciudadanos pese a que la formación naranja se mostró crítico debido a que, según su portavoz, Martín Fernández Antolín, “se cimenta en algo que no es cierto”. En ese sentido explicó que se “apela al sentimiento y hacen política del dolor, pero obvian que la OMS no reconoce el COVID persistente como una enfermedad”.


FERNANDEZ ANTOLIN PLENO



Una opinión contraria a la que defiende el documento en el que se mantiene que la patología COVID persistente ya está reconocida como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia. Fatiga, insuficiencia respiratoria, febrícula, problemas de coagulación o mareos son algunos de los múltiples síntomas que presentan pacientes que han sufrió el COVID y que, en muchos casos, les imposibilitan un desarrollo normal de su vida laboral, personal y social.


La moción defiende el modelo de Comunidades Autónomas como Cataluña, Andalucía o Aragón, por lo que se pide a la Junta de Castilla y León que se dote de formación al profesional sanitario y científico en esta materia, incidiendo en la investigación de la enfermedad y sus posibles tratamientos curativos y terapias rehabilitadoras.


Por último, se solicitará también que exista una coordinación con el INSS para “la valoración de las bajas acorde a las limitaciones producidas” por la enfermedad.