La nueva consejera de Educación de Asturias, Lydia Espina, es licenciada en Filología Inglesa por la USAL

La nueva consejera de Educación de Asturias, Lydia Espina, es licenciada en Filología Inglesa por la USAL

|

La nueva consejera de Educación del Principado de Asturias, Lydia Espina, tiene una vinculación especial con Castilla y León, y es que la hasta ahora directora general de Planificación e Infraestructuras Educativas es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Salamanca. Espina será la nueva consejera de Educación del Principado de Asturias en sustitución de Carmen Suárez, como así ha anunciado el presidente del Principado, Adrián Barbón, este domingo a través de un comunicado.


Espina asumirá su nueva responsabilidad este próximo jueves, 29 de julio. Es funcionaria de carrera del cuerpo de maestros desde 2016, licenciada en Filología Inglesa por la USAL y posteriormente obtuvo el grado de maestra en Educación Primaria. A lo largo de su trayectoria, ha ejercido como maestra de Infantil y Primaria y como profesora de Inglés en diversos centros educativos asturianos.


Desde julio de 2019 dirigía el Colegio Público Montevil, de Gijón. Antes de incorporarse en febrero a la Consejería de Educación como directora general de Planificación e Infraestructuras Educativas ocupaba la Concejalía de Educación, Cultura y Deporte del Ayuntamiento de Villaviciosa.


Entre sus prioridades, el jefe del Gobierno incide en la necesidad de conseguir "mayor conexión entre formación y empleo" para responder a la demanda de un mercado laboral en continua transformación.

Además, Barbón ha destacado el "trabajo, dedicación y compromiso" de Carmen Suárez durante estos dos años al frente de Educación: "ha sido un período especialmente duro y complejo, marcado por la pandemia, en el que se han cometido aciertos y errores, pero en el que se ha demostrado que Asturias cuenta con un sistema educativo público robusto y capaz de afrontar circunstancias extraordinariamente adversas".


El presidente ha defendido que la educación es "clave para garantizar la imprescindible igualdad de oportunidades" y fomentar la equidad. "También ha de ser capaz de adecuar la oferta formativa a las necesidades laborales para contribuir a la reducción del desempleo juvenil", apunta.


Ese es, precisamente, uno de los objetivos que enuncia Barbón: "avanzar hacia una mayor conexión entre formación y empleo para poder afrontar los importantes retos que supone un mercado laboral en transformación por el impacto de la revolución tecnológica y el protagonismo de la innovación". El presidente destaca que la nueva consejera tendrá todo su respaldo "para hacer frente a los desafíos que tenemos por delante, y lo hará desde el diálogo, el acuerdo y la búsqueda de lo mejor para los intereses de Asturias".


Este es el segundo cambio relevante en el gobierno de Barbón. El primero tuvo lugar hace un año y afectó a su estructura competencial. El vicepresidente Juan Cofiño asumió Función Pública para liderar la reforma de la Administración. Al tiempo, Alejandro Calvo se hizo cargo de la gestión de las infraestructuras en una nueva e inédita Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial.