El próximo círculo del silencio de Cáritas dará voz a los migrantes y refugiados
Imagen de archivo de un círculo del silencio de Cäritas

El próximo círculo del silencio de Cáritas dará voz a los migrantes y refugiados

Se celebrará el próximo día 29 junto a la iglesia de San Marcos
|

Como cada último jueves de mes, el día 29 de julio se retoman los círculos de silencio de Cáritas para protestar pacíficamente por diferentes injusticias que se dan en la sociedad (recordando, eso sí, que en agosto se detendrá esta actividad). En esta ocasión, irá dirigido a los migrantes y refugiados, forzados a vivir lejos de su tierra. 


El manifiesto, que se leerá durante el acto, recalca: “A pesar de los evidentes beneficios que las personas inmigrantes aportan a nuestra sociedad, se mantienen algunos discursos xenófobos que promueven y alimentan el odio contra culturas, nacionalidades, o colores de piel diferentes. (…) En Caritas Diocesana de Salamanca tenemos la determinación de combatirlos promoviendo los principios de solidaridad e igualdad desde una acción comprometida con la participación y la interculturalidad, así como con el respeto a los derechos humanos.” 


Los círculos de silencio nacieron en Toulouse en 2007 de la mano del franciscano francés Alain Richard. El sacerdote dedicó toda su vida a luchar por un mundo más justo, y fue a los 82 años cuando se le ocurrió esta idea para protestar contra el encierro de un grupo de inmigrantes sin papeles en el Centro de Retención Administrativa de Cornebarieu. Aquel gesto tuvo una respuesta inmediata no sólo en el país vecino, sino en otros muchos que desde entonces se han sumado a esta iniciativa, convirtiendo al silencio en una herramienta ideal para dar simbólicamente la palabra a los que no la tienen.


El pasado 24 de junio el hermano Richard nos dejó a los 97 años, pero su espíritu luchador sigue vivo a través de los participantes de esta actividad de protesta ciudadana. Por eso, desde Cáritas Salamanca animan a todos a participar en el círculo de silencio el próximo jueves a las 20:00 en la Iglesia de San Marcos. "Porque no podemos permanecer impasibles ante la vulneración de derechos que hoy día se siguen dando en nuestras sociedades (aparentemente tan avanzadas) del primer mundo", concluyen.