"No vamos a tomar más medidas si vemos que la incidencia empieza a bajar de manera sostenida"

"No vamos a tomar más medidas si vemos que la incidencia empieza a bajar de manera sostenida"

|

"Si la incidencia empieza a bajar, mantendremos las medidas sin implantar otras, pero si vemos que se produce un rebrote, implantaremos otras nuevas; en principio, no vamos a tomar más medidas si vemos que la incidencia empieza a bajar de manera sostenida". Con estas palabras ha avanzado hoy el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, la intención del gobierno autónomico de no incrementar las restricciones y perjudicar a más sectores económicos una vez que comienza a vislumbrarse el pico de la quinta ola, dados los datos sensiblemente mejores que marca un cambio de tendencia. "Hoy parece que la incidencia empieza a bajar, es todavía pronto, pero vamos a observar la evolución", ha señalado el portavoz.


No obstante, augura que aún habrá un aumento de hospitalizaciones "al menos una semana más", y que posteriormente seguirá habiendo ingresos aunque de forma más contenida y a la baja. Igea recuerda que en la tercera ola llegó a haber 2.096 personas hospitalizadas, si bien en esta quinta no espera "más allá de 500 ó 600, pero esto es una estimación". También ha explicado que el incremento es mucho mayor en planta, donde se han multiplicado por 12 los ingresos, frente a la UCI, donde se han duplicado.


Campaña de vacunación

El vicepresisdente ha anunciado que el 64% de la población diana de Castilla y León está ya está inmunizada completamente, siendo la CCAA la tercera en el conjunto de España en inmunización completa. No obstante, ha confesado que "estamos severamente preocupados por la disminución del suministro de dosis, como está ocurriendo en otras partes del territorio nacional", y espera que se solucione lo antes posible para que Castilla y León pueda cumplir con los objetivos de inmunización a lo largo del verano.


Precisamente, en Burgos ha tenido que ser cancelada una convocatoria de vacunación, si bien ha puntualizado que se debe a un error en la programación, aunque coincidiendo con la falta de suministros, y ha asegurado que no se convocarán llamamientos si no hay dosis.