​El HUBU alerta del incremento de pacientes ingresados en esta quinta ola y pide a la población colaboración para contener la pandemia

​El HUBU alerta del incremento de pacientes ingresados en esta quinta ola y pide a la población colaboración para contener la pandemia

En 15 días los pacientes ingresados han pasado de 14 a 97
|

El Hospital Universitario de Burgos (HUBU) quiso dar a conocer hoy la situación hospitalaria del Complejo Asistencial ante el “considerable” aumento de contagios en Burgos durante esta quinta ola, y piden a la población burgalesa su colaboración en la “contención” de la pandemia.


En un comunicado, alertaron que desde el pasado 6 de julio, momento en el que había 14 pacientes ingresados en planta con COVID-19, las cifras han crecido en 15 días hasta llegar a los 97. “Si bien es cierto que la incidencia acumulada afecta principalmente a personas de entre 20 y 39 años y que, en estos pacientes la enfermedad cursa con menos gravedad, se trata de una incidencia elevadísima, lo que conduce, por mera estadística, a un considerable aumento de la presión asistencial”, explican.


Entre las personas hospitalizadas se distinguen tres grupos. Jóvenes de entre 20 y 39 años no vacunados, con cuadros graves; personas de entre 40-60 no vacunados o sin haber completado el esquema vacunal por completo; y personas mayores correctamente vacunadas con cuadros leves en la gran mayoría de casos, pero frágiles por su situación basal.


Asimismo, destacan que frente al panorama de olas previas, de mayores con cuadros irresolubles que conducían a su fallecimiento, en la actualidad la vacunación ha disminuido las cifras de fallecimientos considerablemente, a pesar de lo cual, los brotes registrados en las residencias de mayores ponen en riesgo de nuevo a esta población.


Desde el Complejo Asistencial advierten que se trata de una situación “comprometida”, que además coincide con el periodo vacacional, y que está conllevando la supresión de cirugías (ninguna de ellas de prioridad 1, no demorable) por necesidad de reorganización de recursos, fundamentalmente de enfermería.

Por otro lado, la situación en el servicio de urgencias del HUBU es de saturación debido a la gran afluencia de pacientes de todo tipo, pero fundamentalmente de patología COVID que acuden a Urgencias con clínica banal. En este sentido, recuerdan la importancia de hacer uso de los circuitos previstos por Primaria (llamar al centro de salud si se tienen síntomas y seguir las indicaciones) y reducir la afluencia al hospital, evitando el acompañamiento a no ser que se trate de situaciones que así lo requieran (menores, personas con discapacidad o dependencia).