Mañueco anuncia una "revolución" para incorporar a 3.500 jóvenes al campo con ayudas de hasta 20.000 euros

Mañueco anuncia una "revolución" para incorporar a 3.500 jóvenes al campo con ayudas de hasta 20.000 euros

|

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha presentado hoy en Zamora el Plan Agricultura y Ganadería Joven, con el que la Junta pretende conseguir la incorporación de 3.500 jóvenes al campo en los cuatro años de la legislatura. En estos dos años son ya 1.652 los jóvenes que han iniciado su actividad, el 16 % de todos los de la Comunidad. El objetivo es alcanzar los 550 en esta provincia al terminar la legislatura.


"Apostar por los jóvenes es la mejor manera de defender a nuestra tierra. Estamos con el campo, somos del campo, apostamos por nuestro mundo rural. Y a los jóvenes os digo: aquí comienza vuestro futuro",  ha subrayado el presidente ante un grupo de jóvenes agricultores en las Bodegas Fariña de Toro, referencia en el mundo vitivinícola de la provincia de Zamora.


El plan consta de 30 medidas, el 70% de ellas totalmente nuevas, y con una dotación de más de 300 millones de euros que contempla ayudas de hasta 20.000 euros. "El objetivo es incorporar a todos los jóvenes que quieran incorporarse a la labor primaria, que es esencial, y así lo hemos comprobado durante la pandemia".


Así, Fernández Mañueco ha asegurado que todos aquellos que quieran una oportunidad tendrán todo el apoyo y facilidades por parte de la Junta. "Estoy convencido de que este plan va a ser una palanca para el mundo rural y para ayudarnos en nuestra lucha contra la despoblación, pero sobre todo para que miles de jóvenes puedan encontrar su oportunidad de futuro".  "En los últimos años se ha hecho un esfuerzo importante, pero aquí queremos darlo todo, y que haya una verdadera revolución para la incorporación de los jóvenes al mundo del campo".


Entre la batería de medidas se encuentran el incremento del 10% de las ayudas a los jóvenes para contratar seguros agrarios; pasar el 50% al 60% en los anticipos para los jóvenes que quieran montar su propia empresa agraria; ayudas de hasta 5.000 euros para quienes necesiten una consultoría especializada, por ejemplo para mejorar el consumo energético. 5.000 euros para que puedan incorporarse al cooperativismo agrario; apuesta por la titularidad compartida, también con ayudas de 5.000 euros; una nueva ayuda de 6.000 euros para el titular de la explotación que contrate a jóvenes menores de 31 años a tiempo completo por un mínimo de un año. También es nueva otra línea de ayudas para que las entidades locales realicen trabajos de preservación del entorno rural contando con la participación de los jóvenes del sector. Y, finalmente, ayudas a la digitalización y a la formación especializada, en este caso de hasta 3.000 euros, para hacer cursos, por ejemplo, de manejo de drones. 


Digitalización y formación


En materia de digitalización, uno de los objetivos esenciales de este plan, habrá nuevas ayudas por importe de hasta el 75 % de la inversión.


Asimismo, se reforzará el apoyo del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León a los jóvenes, en desarrollo tecnológico, digitalización, investigación, innovación y bioeconomía agroalimentaria.

Por último, el presidente ha destacado que se pondrá en marcha una plataforma digital que agrupará toda la información de interés para los jóvenes, así como una  nueva plataforma de intermediación “Terracyl” para facilitar su acceso a la tierra.


En el ámbito de la formación, habrá nuevas ayudas de formación especializada de hasta 3.000 euros, por ejemplo, ha señalado el presidente, para que un joven agricultor haga un curso de manejo de drones aplicados al sector agrícola.


También se van a financiar estancias para adquirir experiencias en explotaciones agrarias de referencia, con un enfoque eminentemente práctico. Y se extenderán,  con tres nuevos ciclos, la Formación Profesional Dual Agraria, que se puso en marcha en 2019 en Ávila: un ciclo de Comercialización de Productos Alimentarios en Ávila, otro de Ganadería y Asistencia en Sanidad Animal en Segovia, y otro de Producción Agropecuaria en Burgos. Asimismo, ha recordado la colaboración con la Escuela Internacional de Industrias Lácteas para cursos especializados en este sector.


Aumentar la valoración social del campo

Fernández Mañueco también ha destacado el último de los objetivos del plan: aumentar la valoración social del sector, para lo que se llevará a cabo una  campaña de sensibilización y se fomentará ya desde el colegio, con el nuevo programa 'Agricultores y Ganaderos del Futuro', para que los niños se familiaricen con la agricultura en huertos escolares y visitas a explotaciones.


Además, se reconocerá y difundirá el trabajo desarrollado por los jóvenes, con la creación del premio a la mejor iniciativa joven en el sector agrario.


Este ambicioso plan está fundamentalmente dirigido a los jóvenes, pero también apoyará a personas de 40 a 55 años que se incorporen al campo cuando en el proyecto participe un joven agricultor, con ayudas de hasta 20.000 euros.


En definitiva, ha concluido el presidente, este plan nace con el objetivo de facilitar la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria, aumentar la competitividad de las explotaciones agrícolas y ganaderas y mejorar la imagen que el conjunto de la sociedad tiene del sector agrario, y va a constituir “una magnífica palanca” para luchar contra los problemas demográficos.