El PSOE denuncia "condiciones de semiesclavitud" en el operativo de incendios de Castilla y León
Foto: ICAL | JL. Leal

El PSOE denuncia "condiciones de semiesclavitud" en el operativo de incendios de Castilla y León

|

El coordinador de medioambiente del grupo socialista en las Cortes de Castilla y León, José Luis Vázquez, ha denunciado las "condiciones de semiesclavitud" en las que, a su parecer, trabajan algunos de los empleados que forman parte del operativo de incendios de la comunidad autónoma.


El representante del PSOE ha cargado contra la gestión del Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos en esta materia durante su visita a la sede de UGT en Zamora, donde ha comparecido acompañado por el secretario general de servicios públicos del sindicato, Tomás Pérez Urueña, y por el portavoz del PSOE en la Diputación Provincial, Eduardo Folgado.


En ese sentido, Vázquez ha indicado que, en algunas torretas, los trabajadores carecen de "lugar de aseo" y se tienen que cambiar "en sus propios vehículos o en tenadas llenas de garrapatas". Además, el representante socialista ha criticado que más de la mitad de los empleados están subcontratados y le ha afeado al Gobierno autonómico que trate de ahorrar costes en cuestiones "inadmisibles".


Por otro lado, José Luis Vázquez ha indicado que el asunto de la extinción de incendios resulta "fundamental" y ha abogado por una mejora de las condiciones laborales y de las contrataciones de los trabajadores, de manera que eso redunde también en un impulso a la lucha contra la despoblación y a la vertebración del territorio.


Finalmente, Vázquez se ha referido también al problema del cambio climático y ha incidido en la importancia de "mitigar los efectos" para evitar grandes incendios en la comunidad o incluso inundaciones como las de Alemania, que "pueden ser mañana aquí y hay que estar prevenidos".


Por su parte, Pérez Urueña ha lamentado que "nunca cambie nada de un año para otro" y ha asegurado que las torretas "siguen siendo deficitarias y anticuadas". El responsable de UGT ha aludido también a la soledad de los trabajadores y le ha pedido a la Junta que "se tome en serio" el operativo. "No hay otro camino para que las cosas salgan bien", ha advertido.


Finalmente, el responsable del sindicato ha apostado por "un trabajo de doce meses y con personal para todo el año" que haga énfasis en los trabajos de prevención.