Igea asegura que informó a la hostelería de las nuevas restricciones: “No hay mucho que improvisar para cerrar las barras”

Igea asegura que informó a la hostelería de las nuevas restricciones: “No hay mucho que improvisar para cerrar las barras”

|

Los sectores de la hostelería y del ocio nocturno están de nuevo en pie de guerra tras las medidas anunciadas por la Junta de Castilla y León tras el Consejo de Gobierno extraordinario reunido en la tarde de este lunes para tratar de frenar el avance de la quinta ola. El Ejecutivo regional informo a las 21 horas de las medidas especiales de salud pública y de recomendaciones, centradas en la hostelería y restauración, ocio nocturno, peñas, celebraciones y espectáculos públicos en todo el territorio de la Comunidad, pero el vicepresidente de la Junta asegura que "ayer no ocurrió nada especial".  


Sin ambargo, la indignación en estos sectores es palpable por las nuevas restricciones, como la prohibición del consumo en barra y de pie en el interior o el cierre de aquellas discotecas sin terraza, pero además critican que desde la Junta de Castilla y León no se les haya informado ayer de estos cambios, que les obligan a improvisar de la noche a la mañana.


En este sentido, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha señalado que hace diez días, el domingo 11 de julio, se reunió con los hosteleros y les informó de “todas las posibilidades” ante la propagación de los casos en la Comunidad. Por tanto, añade, desde esa comunicación de hace diez días “no ha cambiado nuestra postura ni el tipo de medidas”, incluso apostilla, que para el cierre de las barras “no hay mucho que improvisar”. Igea también ha explicado que se han tomado medidas "mucho antes del fin de semana" por lo que considera que las restricciones anunciadas ayer no suponen un “impacto” en los establecimientos.


Así, ha lamentado las críticas a las medidas porque “si lo hacemos de hoy para mañana es precipitadamente y si tardamos más nos estamos tomando mucho tiempo y muy lentos. Llevamos 16 meses así”, ha apuntado. Desde la Junta consideran que se toman las medidas "cuando creemos que tenemos que tomarlas” y las “más razonables” en el balance riesgo-beneficio, como ha indicado el vicepresidente.