Verónica Casado: ​“Si te comes un chuletón de un kilo tienes para un mes de ingesta de carne roja”

Verónica Casado: ​“Si te comes un chuletón de un kilo tienes para un mes de ingesta de carne roja”

La consejera de Sanidad y médico de familia defiende un consumo moderado: dos días por semana y de 100-150 gramos por ración
|

“Si te comes un chuletón de un kilo tienes para un mes de ingesta de carne roja”, bromeaba hoy la consejera de Sanidad y médico de familia, Verónica Casado, en rueda de prensa donde ha recomendado comerla dos veces por semana, en cantidades “de 100 a 150 gramos” tras la polémica campaña del ministro Alberto Garzón de moderar el consumo de carne y la declaración del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el 'imbatible' chuletón al punto. 


Una respuesta de la consejera tras ser preguntada por El Español-Noticias de Castilla y León sobre la cantidad apropiada de ingesta de carne roja, que contradice lo aconsejado por la propia Consejería de Sanidad en su portal web en la guía bajo el título “información para comer bien y llevar una dieta equilibrada”.  En este documento se advierte de no abusar “de las carnes animales muy grasas. Escoge la carne magra (sin mucha grasa) y tomarla 2 ó 3 veces a la semana. Tomar carnes grasas (rojas, embutidos, tocino) ocasionalmente, solo alguna vez al mes”, aparece reflejado.  


Sin embargo, la consejera de Sanidad ha asegurado hoy que la carne roja "es algo que se puede consumir, pero los excesos son malos. De la misma manera que aconsejamos 5 unidades al día de fruta y verdura, más pescado que carne, y si es carne con moderación, no tenemos por qué tener ningún problema. Se suele aconsejar, dependiendo de los autores, de 5 a 7 veces por semana, de las cuales dos pueden ser carne roja", ha subrayado como especialista del ámbito sanitario. 


Ahora bien, esta apuesta de Verónica Casado por el consumo moderado de carne choca asimismo con la del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha atacado duramente días atrás la campaña del ministro Alberto Garzón por considerarla “una infamia", mientras que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, la tachó de “absolutamente incomprensible”. Tras poner en pie de guerra a los ganaderos y otros sectores afectados, la Junta anunció este sábado una campaña nacional para promocionar el consumo de carne en la Comunidad como “producto de calidad, referente nacional y la joya de la gastronomía de Castilla y León”.


Críticas desde Podemos

Por su parte, el coordinador de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha pedido este martes al presidente de la Junta, el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco, que deje de haber "el ridículo" y dedique el verano a leer las propias recomendaciones del Portal de Salud del Gobierno autonómico sobre el consumo moderado de carne, como ha defendido, ha reivindicado, el ministro de Consumo, Alberto Garzón.


"Al señor Mañueco, pedirle, rogarle y conminarle a que, por favor, lea lo que su propio Gobierno dice para no hacer el ridículo y declaraciones esperpénticas", ha pedido el político de la formación morada quien se ha mostrado "inquieto" ante la "ayusización" del presidente de la Junta al que ha acusado de "soltar estupideces y tonterías, incluso en contra de las recomendaciones de su propio Gobierno".


En un mensaje "directo, claro y diáfano" a Fernández Mañueco, el líder de Podemos en Castilla y León ha vuelto a tirar de ironía para recomendar al presidente de la Junta que, a la lectura de los 'cuadernillos Santillana' que le recomienda todos los veranos "para mejorar su oratoria", añada este año un repaso de las recomendaciones del Ejecutivo sobre el consumo de carnes grasas, rojas y tocino "ocasional y sólo alguna vez al mes", ha parafraseado.


"Desde Unidas Podemos en ningún momento se hizo un discurso en contra de la carne. Lo que se dijo es lo que recomiendan todas las organizaciones sanitarias, los nutricionistas y lo que recomienda la propia Junta de Castilla y León", ha aseverado Pablo Fernández que ha insistido en que Alberto Garzón dijo lo mismo "ni más ni menos" que lo que defiende "literalmente" el Gobierno castellano y leonés en su Portal de Salud.