Un paseo por España inicia el curso de verano del vino de la UEMC

Un paseo por España inicia el curso de verano del vino de la UEMC

|

El curso de verano del vino que organiza la Fundación de la Universidad Europea Miguel de Cervantes dio comienzo hoy con la primera de las sesiones on line y cerca de medio centenar de inscritos. En ella, se transitó con el conocimiento de varios lugares de la geografía española en la que están haciendo vino en condiciones heroicas como sucede en la isla de El Hierro, con el proyecto de Alfredo Hernández. Un lugar en el que hay cuatro zonas vitivinícolas, 14 bodegas, algunas de ellas con vides del siglo XVI y que cumplen a la perfección con esa viticultura heroica, con pendientes de más del 30% de desnivel, a 500 metros del nivel del mar, en terrenos irregular y rastreros y con una producción amanuense, sin posibilidad de mecanizar los procesos.


Tras El Hierro, la visita fue a Huesca, y Vigenrons, donde Javier Buil representa desde 2018 a un grupo de seis bodegas diferentes, en un proyecto privado que se ocupa de su distribución siempre que el producto cumpla con las exigencias de los expertos y con una línea común: que se recuperen las vides autóctonas y que cuaje esa identidad territorial.


De Huesca a Teruel, también en formato on line, la siguiente charla la protagonizó Juanvi Alcañiz y Vinos Rubus, con la exposición del viñedo en alta montaña y las condiciones para el cultivo, como por ejemplo las mallas antigranizo. Acercándonos a la Ribera del Duero, Ana Carazo, expuso con la misma pasión con la que hace su trabajo, la viticultura en minifundios con La Loba. Esfuerzo, dificultades, sin ayudas, y mucho mérito para encauzar esta idea en Soria.


Coordinados por Cristina Aldavero y Esther García, además de Nieves Caballero, la mesa redonda con la que concluía el día albergó a personas tan relevantes en el mundo del vino como el prescriptor y formador, además de escritor Zoltan Nagy, Paco Berciano, copropietario y director del Alma Vino; Ignacio Pariente, de Bodegas Prieto Pariente, y David Robledo, director del Restaurante Ambivium. Todos ellos ‘enfrascados’ en explicar cómo han evolucionado sus diferentes proyectos en esta época de pandemia. Siempre desde una perspectiva positiva de seguir adelante, aunque cambiando muchas de las formas de hacer por la situación actual.


A lo largo de cuatro jornadas, el ya tradicional Curso de Verano UEMC apostará por tratar otro prisma diferente del vino. Mañana será el turno será para el Oro de Rueda, la viticultura sostenible y una incursión en los vinos a la deriva. Para cerrar esta sesión exclusivamente on line con otra mesa redonda que hablará sobre ‘Innovación, Ecosistema, Sostenibilidad, economía circular’.