El TAC alcanza su ecuador con gran acogida de público y respeto por las medidas de seguridad

El TAC alcanza su ecuador con gran acogida de público y respeto por las medidas de seguridad

El público todavía puede encontrar entradas para disfrutar de una decena de representaciones durante el fin de semana
|

El XXII Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC 2021) llega a su ecuador con una “excelente” respuesta del público, según ha destacado el gerente de la Fundación Municipal de Cultura, Carmelo Irigoyen, que ha agradecido el “magnífico comportamiento de los espectadores” con un respeto de todas las normas para garantizar la seguridad del evento.


El TAC 2021 afronta su recta final en un fin de semana que se presenta idóneo para las artes de calle con muchos de los espectáculos llenos, pero con posibilidad de adquirir entradas aún para ver a una decena de compañías a través de la aplicación móvil y de la página web tacva.org.

Cuatro de las compañías que llegan al festival este fin de semana han ofrecido una rueda de prensa en la que han detallado sus actuaciones.


El bailaor flamenco Andrés Marín, ha presentado 'En la hora encendida', una mirada desde el flamenco a la obra de Vaslav Nijinsky, La siesta del Fauno. El artista ha destacado el marco especial en el que representa su propuesta, el claustro del Museo Nacional de Escultura, donde actúa acompañado de la bailarina Lucía Vázquez en la que mezcla el flamenco y la danza contemporánea. “Huyo de los clichés pues creo que son un peligro para la propia libertad”, ha apuntado.


Por su parte, Lucas Escobedo ha presentado Paüra (que significa miedo en italiano y pavor en valenciano). “No es una obra de terror. Habla del miedo con mucha luz y de cómo se puede hacer frente desde la cultura y el arte”, ha añadido el artista valenciano que recala también por primera vez en el TAC con una representación que incluye música en directo y está compuesta expresamente para su representación en calle.


En representación de la Producción Nacional de Circo de Cataluña, Joan Ramón Graell, director de Estado de Emergencia ha descrito que esta obra trata de mostrar a través del circo cómo ven el mundo los jóvenes artistas y como se enfrentan a los problemas de un planeta a punto de colapsarse. “Emergencia hace referencia a una doble vertiente. Por un lado, a emergente, pues hemos querido dar la oportunidad a jóvenes artistas de entre 25 y 30 años, pues consideramos que era su momento y por otro abordar la emergencia medioambiental”, ha indicado.


Por último, Marcel Escolano, fundador y actor de Los Galindos, ha presentado Muerte de Risa, que se representa desde el jueves en La Casa del Sol. “Es un espectáculo de payasos que parte de las ganas y la necesidad de poner en cuestión la arbitrariedad de la justicia desde muchísimos parámetros”, ha planteado. Su objetivo era abordarlo sin caer en la moraleja y ahí entra el juego artístico.