La Junta aprueba una inversión de 5,5 millones para la limpieza de los centros de Atención Primaria de Burgos hasta 2024

La Junta aprueba una inversión de 5,5 millones para la limpieza de los centros de Atención Primaria de Burgos hasta 2024

La Junta destina un millón de euros para la compra de suministros y material para los hospitales de Burgos y Río Hortega de Valladolid
|

La Junta de Castilla y León autorizó hoy la contratación del servicio de limpieza e higienización de los centros de la Gerencia de Atención Primaria de Burgos, que asciende a 5,5 millones de euros hasta el año 2024.

El contrato se formaliza dentro del Acuerdo Marco, suscrito por la Consejería de Economía y Hacienda, para la homologación de las empresas que prestarán los servicios de limpieza en los bienes inmuebles utilizados por la Junta y entidades adheridas.


Además, el Consejo de Gobierno dio el visto bueno a una inversión de 965.843 euros para la contratación de servicios y a la compra de suministros para los pacientes de hemodiálisis del Complejo Asistencial Universitario de Burgos (HUBU) y la adquisición de ecógrafos para el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.


De este modo, un total de 675.443 euros se destinarán al HUBU. De ellos, 456.375 euros se utilizarán para la contratación del servicio de hemodiálisis corta domiciliaria para los pacientes del centro asistencial, con el fin de seguir prestando esta asistencia a los ciudadanos sin necesidad de desplazamientos. Con el contrato aprobado hoy, que estará en vigor en el periodo 2021-2023, se pretende cubrir las necesidades a este respecto de unos siete pacientes al año, con un total de 758 sesiones anuales estimadas.


En Castilla y León hay un total de 669 pacientes en hemodiálisis en los hospitales de Sacyl, repartidos de la siguiente manera por las diferentes provincias: 13 Ávila, 127 Burgos, 107 León, 72 Palencia, 109 Salamanca, 37 Segovia, 46 Soria, 86 Valladolid y 72 Zamora. Asimismo, hay 632 pacientes que reciben este servicio sanitario con medios concertados por la Gerencia Regional de Salud; de ellos 48 en Ávila, 60 en Burgos, 192 en León, 15 en Palencia, 54 en Salamanca, 29 en Segovia, 1 en Soria, 195 en Valladolid y 38 en Zamora.


Los 219.068 euros restantes del presupuesto de Burgos se emplearán para adquirir de compresas y pañales para el Complejo Hospitalario. Con esta compra se garantiza el suministro necesario de estos materiales para cubrir la actividad ordinaria del HUBU en 2021, 2022 y 2023.


Por su parte, el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid recibirá 290.400 euros para la adquisición de dos ecógrafos. Estos equipos se enviarán al servicio de Radiodiagnóstico del centro asistencial. Uno de ellos se utilizará para labores de evaluación ecográfica; y el otro, para su uso en las plataformas de Resonancia Magnética (RM), Tomografía Computerizada (TC) y acelerador lineal (PET).

Trastorno conducta alimentaria


Por último, la Junta aprobó 427.696 euros para la contratación del servicio de prestación de asistencia sanitaria para pacientes con trastorno de la conducta alimentaria de mala evolución. Estas personas requieren de acciones rehabilitadoras y terapias intensivas, adscritas a los centros sanitarios dependientes de la Gerencia Regional de Salud.


El programa está incluido dentro del plan de atención a la salud mental de la Comunidad. Y busca ayudar a aquellos ciudadanos que, después de haber tenido un ingreso en los dispositivos específico de atención a los trastornos de la alimentación, siguen necesitando apoyo.


En estos casos se aplican estrategias rehabilitadoras integrales e interdisciplinares, así como abordajes terapéuticos intensivos; con el fin de lograr que el paciente recupere una óptima integración social y un buen grado de autonomía y, en definitiva, con la meta de alcanzar su recuperación completa. Estas técnicas asistenciales se facilitan en régimen de hospitalización de media o larga estancia y con programas especializados que, por su incidencia y complejidad, no se puede prestar con otra metodología.


Con el presupuesto aprobado hoy se cubrirá el coste de cuatro plazas para el tratamiento de trastorno de la conducta alimentaria de mala evolución, con un número de estancias anuales estimado de 1.460. El contrato estará en vigor en el periodo 2021-2024.