La Guardia Civil investiga el caso de un niño que pudo ser drogado con burundanga en un pueblo de Zamora

La Guardia Civil investiga el caso de un niño que pudo ser drogado con burundanga en un pueblo de Zamora

|

La Guardia Civil de Zamora investiga la denuncia de los padres de un menor, que aseguran que podría haber sufrido una intoxicación con burundanga durante una celebración en Pinilla de Toro. Según consta en la denuncia, el niño empezó a sentirse mal tras beber de una lata de refresco, que había dejado sobre una mesa para ir al servicio.


Fuentes oficiales consultadas por El Español-Noticiascyl relatan que todo ocurría el pasado sábado, durante una disco-móvil autorizada en la Plaza Mayor de la localidad, y donde este menor se encontraba acompañado por su hermano y otros amigos del pueblo. Al parecer, el niño pidió un refresco en el bar del municipio y, posteriormente lo dejó en una mesa para ir al baño. Al volver siguió bebiendo de la lata, y pasada la madrugada volvía al domicilio familiar, donde comenzó a encontrarse mal. Fueron los propios padres del menor quienes lo llevaron al Centro de Salud de Toro, y los sanitarios lo derivaron al Hospital Virgen de la Concha, donde ha permanecido ingresado en la planta de Pediatría, ya que presentaba claros síntomas de la ingesta de alguna droga, si bien los análisis realizados no han podido constatar la presencia de burundanga en su organismo, "ya que es una sustancia que desaparece muy rápido del cuerpo", según el informe médico presentado ante la Guardia Civil.


Fue al día siguiente cuando los padres decidieron presentar una denuncia por una posible intoxicación con burundanga, que alguien podría haber introducido en el refresco del niño.