SATSE denuncia la limitación del acceso de enfermeras y fisioterapeutas a puestos directivos
Enfermeras de SATSE durante una manifestación convocada por el sindicato.

SATSE denuncia la limitación del acceso de enfermeras y fisioterapeutas a puestos directivos

Tras catorce años, la Administración de Castilla y León no ha corregido esta transitoriedad
|

El Sindicato de Enfermería en Castilla y León ha presentado hoy sus alegaciones al borrador del anteproyecto de Ley de Función Pública. SATSE considera que "no es el momento de avanzar en una nueva Ley, ya que se debería esperar a la futura modificación del Estatuto Básico del Empleado Público que se va a llevar a cabo a nivel estatal tras las recientes sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en relación a los interinos de larga duración", el sindicato precisa además que “por el contrario, estaríamos hablando de una Ley de carácter autonómico que nacería o bien ya obsoleta o habría que modificar inmediatamente tras su publicación, lo que no tiene sentido”.


Desde SATSE han realizado alegaciones fundamentalmente a la parte del articulado que puede afectar a las condiciones laborales de los trabajadores, haciendo hincapié en la intención de la Junta de Castilla y León de seguir limitando el acceso de los empleados públicos del grupo A2 -que es el caso de las enfermeras y fisioterapeutas- a los puestos directivos.


El Estatuto Básico de Empleo Público estableció que transitoriamente, las antiguas titulaciones de diplomados universitarios se englobarían en el grupo A2 hasta que se determinara su inclusión o no en el grupo A1 en función de su nivel de responsabilidad y exigencia en las pruebas de acceso. 


Tras catorce años, la Administración de Castilla y León no ha corregido esta transitoriedad y quieren seguir limitando el acceso a determinados puestos cuando actualmente todas las titulaciones universitarias son de Grado, ya que han desaparecido las diplomaturas y las licenciaturas. “Pretenden seguir con una medida obsoleta que no tiene en cuenta la valía y la capacidad de sus empleados públicos”, asegura SATSE.