Finaliza el itinerario formativo ‘Maleta de recuerdos: trabajo con personas con alzheimer y demencias’ en Salamanca
La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez Otero, ha entregado los certificados de aprovechamiento

Finaliza el itinerario formativo ‘Maleta de recuerdos: trabajo con personas con alzheimer y demencias’ en Salamanca

Integrado en el proyecto ‘Por + Salamanca’, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y el Ayuntamiento de Salamanca, tiene como objetivo la mejora de la empleabilidad de las personas desempleadas del municipio a través de la cualificación profesional
|

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez Otero, ha entregado los certificados de aprovechamiento del itinerario formativo ‘Maleta de recuerdos: trabajo con personas con alzheimer y demencias’. Se trata de una las acciones que contempla el Proyecto Por + Salamanca, cofinanciado por el Fondo Social Europeo y el Ayuntamiento de Salamanca, cuya finalidad es la orientación, formación y cualificación profesional, a través de itinerarios individualizados de inserción y destinado a personas pertenecientes a colectivos con dificultades de inserción laboral.


Durante el acto de entrega, Ana Suarez ha manifestado que “dotar a los desempleados de conocimientos útiles es fundamental para acercarles al mercado laboral. Y la formación online, a través de nuestra propia plataforma de teleformación, nos permite poner en marcha estas iniciativas y llegar a más beneficiarios. Las 40 personas que han realizado este curso están un paso más cerca de acceder a un puesto de trabajo”.


En esta ocasión, se ha llevado a cabo la tele-formación ‘Maleta de recuerdos: trabajo con personas con alzhéimer y demencias’, con un total de 73 solicitudes y 40 personas matriculadas. Se trata de un curso de 70 horas, en el que a través de los diferentes módulos formativos se favorece el conocimiento de la enfermedad de la Alzheimer, su sintomatología, así como sus consecuencias en el ámbito cognitivo, funcional y del comportamiento. Al mismo tiempo, se explica el papel de las terapias no farmacológicas en el tratamiento del Alzheimer y otras demencias.


A partir de la puesta en práctica de la maleta de los recuerdos, las personas participantes son capaces de diseñar e implementar actividades que tengan como objetivo:


- Retrasar el deterioro cognitivo que padece la persona con Alzheimer.

- Restaurar habilidades cognitivas que se encuentran en desuso, partir de la utilización de funciones intelectuales que todavía conservan las personas con Alzheimer.

- Mejorar el estado funcional de la persona, así como su capacidad de actuar.

- Desarrollar competencias que permitan vivir de forma más autónoma e independiente a las personas con Alzheimer.

- Promover la actividad y olvidar el sedentarismo.

- Revalorizar la autoestima de la persona enferma.