Más de 1.400 mujeres en Castilla y León están bajo protección policial por violencia de género

Más de 1.400 mujeres en Castilla y León están bajo protección policial por violencia de género

El delegado del Gobierno califica de "terrible" que en 2020 el 85 de las asesinadas no hubiera denunciado previamente
|

Un total de 1.408 mujeres en Castilla y León permanece actualmente bajo protección policial contra la violencia de género, 104 de ellas lleva un dispositivo electrónico de seguimiento y se han dictado 1.106 órdenes de protección en vigor, son algunos de los datos ofrecidos por el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, para mostrar la magnitud de una lacra que en la tarde de este martes se cobró la vida de la tercera víctima mortal por esta causa en la Comunidad.


Precisamente, la muerte de la vecina de Doñinos (Salamanca), tras una semana de lucha en el hospital sin haber podido superar las graves lesiones causadas por su pareja, es la que ha llevado a Izquierdo, junto con los consejeros de Economía y Hacienda y Empleo e Industria, Carlos Fernández Carriedo y Ana Carlota Amigo, respectivamente, a participar en una concentración de repulsa a las 12.00 horas de este miércoles ante las puertas de la Delegación del Gobierno.


Concluido el acto, una vez que el medio centenar de los allí concentrados ha guardado un minuto de respetuoso silencio, el máximo responsable del Gobierno en la Comunidad ha expuesto la gravedad de una lacra que, como así ha denunciado públicamente, "la extrema derecha llegada a las instituciones se niega en reconocer, mandando mensajes que rompen el consenso que hasta el momento existía en esta materia".


Izquierdo, en declaraciones recogidas por Europa Press, se refería así al consenso que tanto la Ley de Violencia de Genero aprobada por unanimidad en 2004 en las Cortes Generales como el Pacto de Estado se empecina en romper una "extrema derecha" que niega que la causa estructural de estas muertes sea el machismo y que rechaza la intervención del Estado y de la sociedad en su conjunto para atajar dicha lacra.


En este sentido, el delegado del Gobierno, tras recordar que son ya tres las fallecidas en Castilla y León este año y 22 en toda España, así como 55 en la Comunidad y 1.100 en el conjunto del país desde 2003, año en el que se empezó el conteo, ha advertido que estas cifras, "aún siendo muy abultadas, son una pequeña parte de la situación real" y ha calificado de "terrible" el hecho de que el 66 por ciento de las asesinadas no hubiera denunciado previamente a su verdugo, porcentaje que en 2020 se ha elevado al 85 por ciento.


Por ello, ha mandado un mensaje de "empatía y apoyo" a las víctimas y el respaldo tanto "político, institucional y el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" para animarlas a denunciar a sus agresores.


"Las mujeres tienen que sentir el respaldo del conjunto de la sociedad, sentirse amparadas para poder tomar la decisión más importante de su vida a la hora de denunciar a la persona que querían y que en muchos casos es padre de sus hijos e hijas", ha enfatizado Izquierdo, quien ha tenido palabras de recuerdo, especialmente, para las dos hijas menores de la última víctima mortal en Castilla y León ante el momento "horrible" por el que están pasando.


En la misma línea, la titular de Empleo e Industria de la Junta, Ana Carlota Amigo, ha lamentado las veces que ha tenido que acudir a la Delegación del Gobierno para participar en actos como el celebrado este miércoles, "casi uno semanal", y ha defendido que para erradicar esta lacra es necesaria la unidad institucional.


La consejera ha incidido en el aumento "exponencial" de denuncias durante la pandemia y ha animado a seguir en esta línea, para lo cual ha recordado que sigue en funcionamiento el teléfono 016 a fin de que las víctimas de violencia de género puedan acudir a él y evitar así que siga aumentando la lista de "huérfanos".