​Igea sobre el paso a la nueva normalidad: “No parece una buena idea”
Foto: ICAL

​Igea sobre el paso a la nueva normalidad: “No parece una buena idea”

|

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, consideró hoy que “no parece buena idea” que Castilla y León cambie mañana de fase y entre en la nueva normalidad mañana, cuando se está produciendo un cambio de tendencia “esperable” en la evolución de los contagios por COVID-19, algo que, precisó, se registra siempre que hay un período vacacional. “Cuando hay vacaciones los contactos se multiplican y comienza la incidencia”, dijo, para recordar la polémica suscitada cuando en su día se apostó por mantener la presencialidad en la educación. “Es evidente que esto no era un problema”.


Así lo explicó Igea en Béjar (Salamanca), minutos antes de participar en la jornada 'Tejiendo alianzas contra la despoblación', organizada por el Consejo de Cámaras de Comercio, Industria y Servicios de Castilla y León. Añadió que confía en que quede muy poco, un mes o un mes y medio, para alcanzar el 70 por ciento de la población inmunizada, por lo que hay que aguantar aún un poco más. “Hemos esperado 16 meses, a ver si podemos esperar uno a acabar la vacunación”, dijo.


En todo caso, en estos momentos lo que preocupa a la Junta es que no crezcan las cifras de hospitalizados, algo que no está ocurriendo, y recordó que el repunte de contagios se está produciendo en gente joven, con entre 16 y 30 años, que registran sintomatología leve en la mayoría de los casos, pero también con ingresos en la uci. Por ello, “hay que mantener la prudencia”.


Por lo que respecta la evolución de la vacunación, destacó que tanto España como Castilla y León avanzan a buen ritmo, y que la velocidad no es mayor por la falta de “gasolina”, es decir, por falta de suministro de vacunas en el conjunto del país y de Europa. De hecho, recordó que Castilla y León ha vacunado a más de 34.000 personas en un día, a un 1,5 por ciento de su población, y sería capaz de cerrar la campaña en diez jornadas si tuviera vacunas.


En todo caso, explicó que la voluntad de la Junta es acabar con la pandemia y evitar muertes, que están asociadas a los grupos de mayor edad, en los que se está priorizando la vacunación.