El sector de la construcción hace un llamamiento a jóvenes y mujeres para incorporar 35.000 empleados en dos años

El sector de la construcción hace un llamamiento a jóvenes y mujeres para incorporar 35.000 empleados en dos años

La Cámara de Contratistas de Castilla y León advierte de que la falta de mano de obra y el incremento del precio materias primas pueden poner en riesgo el cumplimiento de contratos
|

El presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual, ha señalado como uno de los principales problemas del sector la falta de mano de obra, junto a la subida de los materiales, y ha asegurado que en dos años se podrían absorber 35.000 empleos que se sumarían a los 67.000 aproximadamente con los que cuenta.


Pascual, en una rueda de prensa para presentar el balance de licitación de obra oficial del pasado año, ha explicado que el sector se ha estabilizado en el entorno de los 67.000 trabajadores, pero son "incapaces" de atraer el interés de más, sobre todo los jóvenes.


Por ello, la Cámara de Contratistas, junto con otras asociaciones, están rabajando con Fundación Laboral tratando de paliar este problema y ha añadido que tendrán que "dar con la fórmula" para incorporar jóvenes mujeres, que en éste último caso sólo representan un 8 por ciento, cuando hoy con la tecnología y la maquinaria que hay las mujeres pueden trabajar perfectamente y ha recordado que la entidad ya llevo a cabo proyectos para incorporar mujeres con mucho éxito.


En este sentido, ha asegurado que se hace un llamamiento a jóvenes y se centrarán en el ámbito nacional porque ahora, debido al alto índice de paro, no se puede contratar a extranjeros y ha asegurado que hay que intentar que se interesen por sector porque ofrecer futuro con más ventajas que otros.


Pascual ha recordado que el sector llegó a tener 140.000 personas y ahora unas 67.000, pero se absorberían esas 35.000 "sin ningún problema" en dos años.


Aunque están estudiando las razones por las que los jóvenes no entran en el sector, cree que la crisis anterior dio muy mala imagen a la construcción por el alto número de despidos que hubo y se consideró "peligroso", pero ha demostrado ser útil en la lucha contra la despoblación y ha cambiado sustancialmente.


"COMODIDAD"
Por ello, ante esta situación, el presidente de la Cámara ha pedido que se investigue la economía sumergida porque hay empresas que se dedican a hacer "ñapas" que, junto a los subsidios, en ocasiones hacen demasiado "fácil" a determinados colectivos estar en casa de sus padres o no necesitar trabajar y conformarse con lo que se tiene sin hacer esfuerzos.


Además, ha destacado los altos salarios que se pagan y ha señalado que no hay temporalidad porque a corto, medio y largo plazo la construcción a ser estable y ofrece oportunidad de formarse y hacer una carrera, aunque sigan existiendo los contratos fijos de obra.


Además del problema es la mano de obra, otro que afecta al resto de industrias y que es una "grave amenaza" para la economía es la subida del precio de las materias primas, algo que ha añadido que afecta a la construcción porque es "intensiva" en el uso de las materias primas.


Pascual ha concretado que, debido a la pandemia, se ha roto la cadena logística en muchos sistemas de aprovisionamiento y empieza a ser un "problemón" que, junto al de la falta de mano de obra, pueden amenazar poder cumplir algunos contratos.


Por ello, el sector está preocupado y trabaja para buscar soluciones porque, ha recordado, con la Ley de Desindexación se acabó con las revisiones de precios de los contratos, salvo en rarísimas excepciones y también trabajan en este problema, dado que se genera una subida de precios por falta de mecanismos diseñados para equilibrar económicamente los contratos, que tienen que ser "justos" y, si se alteran las condiciones, se rompen y hay que rehacerlos o ajustar.


880 MILLONES EN 2021


La adjudicación de obra pública en Castilla y León se incrementará este año hasta los 880 millones de euros, frente a los 747 millones con los que cerró 2020, lo que representa una subida del 17,8 por ciento, a la espera de la llegada de los fondos Next Generation de la Unión Europea, cuyos efectos no comenzarán a notarse hasta el segundo o tercer trimestre de 2022, según adelantó hoy el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual, que lamentó el retraso en la tramitación de estas ayudas europeas por parte del Gobierno.


Pascual, que hoy presentó el balance en la Comunidad durante 2020 y las previsiones para 2021, tildó de “inexplicable” e “inaceptable” el retraso de la tramitación de estas ayudas europeas, a la vez que lamentó la mala gestión y la falta de transparencia del Gobierno, dado que todos los expertos coinciden en destacar que son la inyección que necesita la economía española para comenzar su recuperación. No obstante, aseguró que cuando estos fondos lleguen a España y a Castilla y León, la “economía chutará para arriba de forma contundente”.


La previsión de licitación alcanza este año los 1.160 millones de euros, frente a los 899 del pasado año, lo que supone una subida del 29 por ciento, mientras que la adjudicación pasará de 747 a 880 millones. De este montante, 420 milones corresponden a la Administración Central, 260 millones a la Junta y 200 a administraciones locales.


Dentro del Gobierno, el Ministerio de Movilidad Urbana, Transporte y Agenda Urbana volverá a concentrar casi el 80 por ciento de la inversión. Después se situarán Transición Ecológica y Agricultura, que en ambos casos superarán el siete por ciento.


En cuanto a la Junta, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se situará en cabeza con casi el 40 por ciento, por delante de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (19,7 por ciento) y Economía y Hacienda y Sanidad, que superan el 15 por ciento en ambos casos.


Por provincias, León será la más beneficiada en los tres casos, dado que las previsiones del Gobierno alcanzan los 200 millones, las de la Junta los 83 y la del conjunto de las administraciones locales 69 millones.