Los salesianos se van de Zamora tras sesenta años de servicio a la Diócesis

Los salesianos se van de Zamora tras sesenta años de servicio a la Diócesis

En el mes de septiembre, los religiosos dejarán la Diócesis de Zamora y cada uno de ellos se trasladará a su nuevo destino para iniciar una nueva tarea al servicio de la Iglesia
|

Tras más de setenta años de permanencia ininterrumpida en la Diócesis de Zamora, los salesianos se van. Como agradecimiento a los zamoranos, mañana a las 12.00 horas se celebrará una eucaristía de acción de gracias en la iglesia de María Auxiliadora que presidirá el obispo diocesano, Fernando Valera. En el mes de septiembre, los religiosos dejarán la Diócesis de Zamora y cada uno de ellos se trasladará a su nuevo destino para iniciar una nueva tarea al servicio de la Iglesia.


HISTORIA


A pocos meses de abandonar Zamora y echando la vista atrás, la iglesia diocesana recuerda el importante legado que dejan en esta tierra. La familia salesiana se asentó en Zamora con un proyecto educativa: la Universidad Laboral, que impregnó en cientos y cientos de alumnos el espíritu y los valores de Don Bosco. Una fructífera etapa que solo fue el inicio de una larga historia.


Esta historia la podríamos esquematizar en tres etapas.


1.- ETAPA PASTORAL EDUCATIVA DOCENTE. 1953 - 1980. Universidad Laboral Colegio Rey Fernando.


La Universidad Laboral de Zamora, iniciada al amparo del Patronato de la Fundación San José, fue la más antigua de las Universidades Laborales, que después pasaría a denominarse “Centro de Enseñanzas Integradas” y hoy es un Instituto de Enseñanza Secundaria con ESO y FP (IES Universidad Laboral).

Se inicia la labor colegial el 11 de febrero de1953. La acción educativa y docente se centra en la Formación Profesional e Ingeniería Técnica tanto con internos, de todas partes de España, como externos de Zamora, provenientes del Mutualismo Laboral y en régimen becario. La comunidad salesiana osciló entre 40 hasta 16 en los últimos tiempos con la colaboración de seglares en la docencia y otras actividades. La cocina es atendida por las Salesianas y el lavado de la ropa por las Clarisas de la calle Unamuno. Las actividades extraescolares, culturales y de formación religiosa completan la labor docente de cara a una formación integral.


Además su iglesia pública tiene una notable incidencia en la zona, con las misas diarias y dominicales, las fiestas de Mª Auxiliadora y sus novenas, los grupos de Cooperadores y Voluntarias de Don Bosco, el Oratorio de los domingos, los niños de Zamora atendidos por los Salesianos y las niñas por las salesianas,…son exponentes de esta presencia y su repercusión.


El edificio Rey Fernando, en la avenida Requejo, permaneció a medio construir casi 10 años y se le conocía como “la grillera” por el aspecto que ofrecía el esqueleto de hormigón. En junio de 1966 se decide acabar el edificio como sección de bachillerato de la Universidad Laboral y en noviembre del mismo año pudieron incorporarse los primeros alumnos de toda España en régimen de internado. El estilo de este centro fue eminentemente escolar y educativo para jóvenes de Bachillerato Superior y COU, es decir, de 14 a 18 años. El ambiente, a pesar del elevado número de alumnos, fue de una gran convivencia y armonía y el nivel académico muy alto motivado en parte por el estímulo de conservar la beca.


2.- Etapa pastoral – eclesial. 1980 – 1997. Iglesia de Mª Auxiliadora iglesia pública, parroquia de Ntra. Sra. de la Natividad, Proyecto Hombre.


 El 30 de septiembre de 1980 los Salesianos dejan la dirección de la Universidad Laboral. D. Eduardo Poveda, obispo de la diócesis, les pide atender el culto de la iglesia de Mª Auxiliadora y las clases de Religión de la Universidad Laboral que ahora viene a llamarse Instituto Nacional de Enseñanzas Integradas. Para atender esta petición se forma una nueva Comunidad el día 1 de octubre del mismo año que se instala en la Avda. Príncipe de Asturias. Atiende también a un grupo de Voluntarias de Don Bosco, Cooperadores y Asociación de María Auxiliadora.


Desde la diócesis se nos encarga, también, llevar la animación pastoral, litúrgica y social de la Parroquia de Ntra. Señora de la Natividad en los barrios: La Alberca, la Villarina, Arenales y las Llamas. Fue muy significativo el trabajo conjunto con las Hijas de la Caridad en los proyectos de pastoral parroquial, atención al dispensario, Grupo Scout Católico y guardería infantil.


En septiembre de 1988 se inicia la colaboración con otras dos congregaciones religiosas, Hijas de la Caridad y Hermanas del Amor de Dios que, junto al respaldo de la Diócesis de Zamora a través de Cáritas de Zamora, ponen en marcha el Proyecto Hombre de Zamora, con  personal religioso, seglares muy significativos, locales y apoyo económico. En 1995 se deja esta colaboración y es la diócesis de Zamora a través de Cáritas Diocesana quien sigue pilotando esta iniciativa terapéutica educativa en favor de tantos jóvenes zamoranos y sus familias.


En enero de 1989 se cambia la residencia de la comunidad para un edificio de la Avda. Reyes Católicos y en parte de estos locales se pone en marcha el Centro Juvenil con las asociaciones Nuevo Horizonte y Ánade con un carácter formativo para jóvenes que cuidan la dimensión creyente, atención a su tiempo libre y realización de actividades campamentales para adolescentes y preadolescentes.


3.- Tercera etapa: pastoral parroquial, Centro Juvenil. 1997 -2021. Parroquia Mª Auxiliadora, Centro Juvenil Trascampus


El 24 de mayo de 1997 la diócesis erige como parroquia la Iglesia de María Auxiliadora y la Inspectoría Salesiana nombra el Párroco y Vicario, nombramientos que aparecen en la prensa del 27 de julio de 1997 entre los cargos pastorales del año. El 1 de septiembre la parroquia comienza su andadura según el decreto de erección canónica. Sus objetivos entre otros: llegar a una pastoral juvenil sólida, para darle un tinte salesiano a la parroquia, implantación de la catequesis familiar, la corresponsabilización de los seglares en la marcha de la comunidad parroquial. En línea con el tinte juvenil de la parroquia se funda, en coordinación con la misma, el Centro Juvenil Trascampus, otro de los grandes objetivos y campos de trabajo.


El Centro Juvenil con actividades formativas, lúdicas, de estudio, ha supuesto una gran ayuda a niños, adolescentes y jóvenes en su formación integral y, últimamente, con programas de ayuda al estudio para adolescentes con problemas de estudios, cuidando la dimensión de la fe a través del movimiento juvenil salesiano.


Otros campos de trabajo pastoral de la Comunidad fueron las clases de religión en el IES “Universidad Laboral” y otros Institutos, la colaboración en los cursillos prematrimoniales diocesanos, la capellanía de un grupo de Adoración Nocturna y del convento de las Clarisas de la calle Unamuno cercana a la parroquia. Se sigue trabajando y consolidando los grupos de la Familia Salesiana como Cooperadores y Antiguos Alumnos. 


Otro campo de colaboración con la diócesis por parte de un salesiano el llevar adelante siete parroquias de la zona de Sayago durante 20 años.