Orinar en la calle en la capital salmantina se sanciona con 300 euros de multa

Orinar en la calle en la capital salmantina se sanciona con 300 euros de multa

El Ayuntamiento también penaliza a quienes escupen en la vía urbana
|

Orinar en la calle le puede costar muy caro a quien realice esta práctica incívica. El Ayuntamiento de Salamanca tiene catalogada está práctica como una infracción leve, tal como se recoge en su ordenanza municipal sobre protección ciudadana. Y no solo realizar estas necesidad fisiológica, sino también algo tan común y tan desagradable como escupir en la calle. El artículo 15 de dicha ordenanza municipal cataloga ambas acciones- orinar y escupir en la vía urbanas- como infracciones. Textualmente se indica en dicha disposición que es infracción leve "escupir o hacer las necesidades fisiológicas en las vías públicas, en los espacios de uso público o en los espacios abiertos de uso privado".


Las quejas ciudadanas por las prácticas incívicas que se vivían especialmente en Salamanca, antes de que estallara la pandemia, en relación a jóvenes que durante sus juegas nocturnas durante los fines de semana optaban por no usar los aseos de los pubs y discotecas, sino mear directamente en las calles, llegaron a oídos del Ayuntamiento, quien decidió tomar cartas en el asunto. El asunto adquirió tales dimensiones que constituyó uno de los temas más importantes de la reuniones que celebrar la Comisión de Medio Ambiente del Consistorio, donde se encuentran representados todos los grupos políticos del Consistorio salmantino, como son el Partido Popular, Ciudadanos, el PSOE y el Grupo Mixto (Podems-Izquierda Unida). Los concejales llegaron a la conclusión de que la única forma para poder ir reduciendo estas prácticas incívicas era incrementar las multas a las personas que las protagonizaban. Por eso se decidió que las sanciones se duplicaran pasando de los 150, que era la cuantía habitual, hasta las 300, todo ello con un fin fundamentalemnte disuasoio.


En el caso de los escupitajos, sin embargo,la Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento no se ha posicionado, aunque también tiene el rango de infracción leve.


No obstante, el marco legal estipulado podría permitir,incluso, que las sanciones pudieran ser mucho mayores, aunque en la práctica no se está pasando de los 300 euros de multa por mear en la vía urbana. De hecho, escupir y orinar en las calles son infracciones leves y, según la ordenanza municipal sobre protección ciudadana, la multa podría alcanzar los 750 euros. Al menos teóricamente, porque en la práctica está multa se está aplicando a otro tipo de infracciones leves, pero nunca a orinar o escupir en la calle.


El Ayuntamiento impuso en 2019 un total de 739 multas por orinar en la calle. Sin embargo, en 2020 y como consecuencia de las restricciones derivadas de la pandemia, que supuso el cierre del ocio nocturno, descendieron a poco más de 200.