Burgos, Carrión de los Condes y Sahagún, listas para arrojar ‘Lux’ al mundo en tiempos de tiniebla

Burgos, Carrión de los Condes y Sahagún, listas para arrojar ‘Lux’ al mundo en tiempos de tiniebla

El rey Felipe VI inaugurará este martes, 29 de junio, la XXV exposición de Las Edades del Hombre, que reunirá 220 obras de arte sacro procedentes de todo el país
|

C.C.P. / ICAL

Quedan apenas tres días para que ‘Lux’, la XXV edición del proyecto expositivo Las Edades del Hombre, sea una realidad. Este martes, 29 de junio, el rey Felipe VI inaugurará en la catedral de Burgos la exposición, que hasta finales de año reunirá en la capital burgalesa y en las localidades de Carrión de los Condes (Palencia) y Sahagún (León) alrededor de 220 obras de arte sacro procedentes de todo el país, con la figura de la Virgen María y su presencia constante en las catedrales, iglesias, ermitas y monasterios que jalonan la Ruta Jacobea como hilo conductor del discurso expositivo. 


Será la primera edición de Las Edades, después de 33 años de andadura, que se celebre de forma simultánea en sedes de tres provincias, ya que hasta el momento solo ‘Teresa de Jesús, maestra de oración’, en 2015, había contado con sedes en dos provincias diferentes (Ávila y Alba de Tormes, en Salamanca). Así lo decidieron los organizadores para poner de relieve dos acontecimientos de gran interés que convergen en el presente año: la celebración del Año Santo Jacobeo, que atraviesa las tres provincias elegidas, y el VIII centenario de la colocación de la primera piedra de la Catedral de Burgos, uno de los edificios más emblemáticos del gótico español.


Los comisarios de esta edición son el catedrático de Historia del Arte de la UBU René Payo, el delegado de patrimonio de la Diócesis de Zamora José Ángel Rivera y el secretario técnico de Las Edades del Hombre, José Enrique Martín Lozano, que decidieron asignar dos subtítulos para las tres sedes de ‘Lux’. Así, la Catedral de Santa María de Burgos abordará la ‘Fe y arte en la época de las catedrales (1050-1550)’, con el objetivo de explicar qué es una catedral, el origen y el sentido de estos templos, a través de un preámbulo y siete capítulos titulados ‘Episcopalis Sedis (obispos y cabildos testigos de la luz)’, ‘Opus Fabricae (La casa de la luz eterna)’, ‘Servi Dei’ (Los grandes protectores)’, ‘Ecclesia Militans (En búsqueda de la luz)’, ‘Dolens Ecclesia (A la espera de la luz definitiva)’, ‘Triumphans Ecclesia’ (En el gozo de la luz)’ y ‘Maiestas Domini. Maiestas Marie’. 


La seo burgalesa acogerá 120 obras de una treintena de catedrales del país, 26 de ellas del propio templo gótico burgalés, que podrán admirarse en los dos claustros del templo y en la sala Valentín Palencia. Allí llegarán desde todo Castilla y León y desde y de ciudades como Santiago de Compostela, Barcelona, Córdoba, Barbastro (Huesca), Cuenca, Gerona, Granada, Jaca, Mérida, Murcia, Orense, Oviedo, Pamplona, Sevilla, Teruel, Toledo, Valencia, Vitoria o Zaragoza, entre otras.


Por su parte, el resto de sedes compartirán el subtítulo ‘Ecce Mater Tua’, que se estructura en cinco capítulos, tres de los cuales podrán admirarse en las iglesias de Santa María del Camino y Santiago de Carrión de los Condes (‘Ave, Maria’, Tota Pulchra’ y ‘Virgo et Mater’), y los dos restantes en el Santuario de la Peregrina y la iglesia de San Tirso de Sahagún (‘Mater Misericordiae’ y ‘Salve, Regina’).


En Carrión de los Condes, la muestra exhibirá cerca de 50 obras de maestros como Pedro Berruguete y su hijo Alonso Berruguete, Alejo de Vahía, Fernando Gallego, Diego de Siloé, Felipe Vigarny, Juan de Valmaseda, Ortiz El Viejo o Gregorio Fernández, entre otros, que se sumarán a piezas medievales de gran importancia artística y religiosa, como la talla de Santa María del Real Camino, localizada en el propio templo. Por su parte, Sahagún exhibirá medio centenar de piezas en sus dos sedes, iconos del arte mudéjar en la Comunidad en ambos casos. 


Aportaciones de las diócesis

Algunas de las diócesis de la Comunidad han ido desvelando sus aportaciones a la exposición. Así, entre las piezas de la propia Catedral de Burgos que se exhibirán, destacan la vidriera de Santa Catalina, el cáliz de los Condestables, el sepulcro de don Mauricio, así como la reproducción del arco o portada de la puerta de acceso del antiguo Palacio Arzobispal, que antaño se encontraba unido al templo donde en la actualidad se ubican las oficinas. Esta última estructura, que data del año 1.200 y tiene 2,25 metros de alto por 2 metros de ancho, se colocará en el Claustro Alto dando la entrada a los visitantes a esta muestra. 


Por su parte, la Archidiócesis de Valladolid y los conventos de clausura de la provincia cederán 19 piezasa la muestra, entre las cuales se incluyen pinturas y esculturas de grandes artistas como Gregorio Fernández, Luis Salvador Carmona (la emblemática 'Virgen de la Esperanza' del Museo de San Francisco de Medina de Rioseco y 'La Divina Pastora', de Nava del Rey,) y Alonso Cano, entre otros, además de obras recientemente restauradas por la institución, como 'La Anunciación de María', de Alonso Berruguete, ubicada en la iglesia de Santiago Apóstol de la capital.


También viajarán desde Valladolid la Piedad, una pintura de Luis de Morales, apodado 'El Divino' (que llegará desde el Monasterio de las Carmelitas Descalzas); 'La Dormición de la Virgen', de Juan Ortiz de Vega, y 'Santa Ana, la Virgen y el Niño', de Esteban de Rueda, estas dos desde pueblos muy pequeños donde son muy apreciadas, como Amusquillo de Esgueva y Villavellid.


Por otro lado, un total de diez obras salmantinas estarán en la nueva edición de Las Edades del Hombre, entre las cuales sobresale la vidriera de 'La Asunción de la Virgen', del Convento de Las Úrsulas de Salamanca, que fue elegida como imagen del cartel de ‘Lux’, una exquisita pieza hispanoflamenca del primer tercio del siglo XV, de autor desconocido. La mayor parte de las piezas escogidas de esta provincia proceden de la catedral, y dos llegarán desde el Museo Diocesano y la iglesia de la Vera Cruz.


En la Catedral de Burgos se podrán contemplar, además de la vidriera de Las Úrsulas, los 'Estatutos de la Catedral de Salamanca', un pergamino iluminado de Arnao de Flandes de entre 1345 y 1463; 'La muerte', ubicada en la capilla Dorada catedralicia, del siglo XVI, la escultura de 'Santiago Mayor el Peregrino', del siglo XV, el ‘Relicario del brazo de San Jorge', también del XV, una pintura de 'San Cristóbal' del siglo XVI; y la 'Virgen del Pajarito', del siglo XIV.


Además, en la Iglesia de Santa María del Camino se podrá ver 'Santa Ana enseñando a leer a la Virgen', de Juan de Juni, y en la Iglesia de Santiago lucirá 'Natividad' de Fernando Gallego, ambas en Carrión de los Condes. Finalmente, al Santuario de la Peregrina de Sahagún viajará ‘Nuestra Señora de los Dolores', de Felipe del Corral.


Por su parte, la Diócesis de Zamora ha seleccionado para la ocasión nueve obras, de las cuales cuatro serán expuestas al público por primera vez en ‘Lux’. Así, la Catedral de Burgos acogerá un Cristo Salvador de la segunda mitad del siglo XIV en piedra policromada y dorada, procedente de la capilla de San Bernardo, de la Catedral de Zamora, y una custodia procesional de Pedro de Ávila, de 1515.


La iglesia de Santa María del Camino, en Carrión de los Condes, contará con una Anunciación, en piedra policromada, también procedente de la capilla de San Bernardo, de la Catedral de Zamora, y la iglesia de Santiago, con la Virgen de la leche coronada por ángeles de Alejo de Vahía, fechada hacia 1500, un alto-relieve en madera dorada y policromada de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de Morales del Vino.


Por lo que se refiere a Sahagún (León), la Diócesis de Zamora aportará una pintura del siglo XV sobre tabla de las Bodas de Canaán, de Fernando Gallego, procedente de la iglesia parroquial de la Asunción, de Arcenillas y una custodia portátil de hierro forjado y cincelado, de la iglesia de Cristo Rey, en la capital zamorana, además de un Ecce Homo y una Dolorosa de Pedro de Mena, del Convento de la Purísima. Por último, a la iglesia de San Tirso, también en Sahagún, irá la Resurrección, un óleo sobre tabla, anónimo hispanoflamenco de principios del siglo XVI, procedente de la iglesia de San Sebastián de los Caballeros, de Toro.