​Un exalto cargo de la Junta cree que los fondos al carbón han creado un "entorno más atractivo" en las cuencas
ICAL - Comparecencia en la Comisión de investigación de las Cortes sobre las ayudas del carbón del exdirector General de Energía y Minas, Luis Carlos Escudero

​Un exalto cargo de la Junta cree que los fondos al carbón han creado un "entorno más atractivo" en las cuencas

Luis Carlos Escudero afirma que los proyectos se adaptaron a unas prioridades y se acordaron por consenso en la Mesa Regional de la Minería
|

El que fuera director general de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León entre mayo de 2000 y julio de 2003, Luis Carlos Escudero Martínez, defendió hoy que los fondos para la reactivación de las comarcas mineras han creado “un entorno más atractivo” y subrayó que todos los proyectos para mejorar infraestructuras en la zona se acordaron por consenso en la Mesa Regional de la Minería.


En la comisión de investigación abierta en las Cortes sobre las ayudas recibidas por la Comunidad en los planes estratégicos del carbón, Escudero consideró “imposible” precisar datos concretos de proyectos o de sí se realizó una memoria dado que han pasado casi 20 años desde que dejó el puesto.


El exalto cargo argumentó que su mandato coincidió con el inicio del plan del carbón 1998-2005 y subrayó que no podía aportar datos del cumplimiento del mismo ni realizar una valoración, aunque sí manifestó que a la Junta y a su Dirección General les afectaba el fondo para infraestructuras, ya que existían otros dos para proyectos empresariales o incentivos y formación, que no gestionaron directamente.


No obstante, expresó su convencimiento de que “se hizo todo lo que se tuviera que hacer” desde el punto de vista administrativo y técnico, aseguró que “desde luego” que existía una estrategia para presentar proyectos prioritarios para las comarcas mineras y sostuvo que las inversiones realizadas fueron necesarias y han generado “un entorno más atractivo” en las cuencas.


También, afirmó que hubo adicionalidad de la Junta en los fondos estatales del plan del carbón, algo de lo que dudaron Rubén Illera (PSOE) y Luis Mariano Santos (UPL), quienes expresaron recelos de que las ayudas fueran a servicios básicos que correspondían ejecutar a la Administración autonómica en vez de a los objetivos del convenio marco de este plan.


Illera se refirió a una serie de proyectos cancelados, pendientes, que perdieron el derecho al cobro o fallidos, pero Escudero manifestó desconocer y no tener los datos para ofrecer una respuesta, ya que, como explicó al inicio de su intervención, ocupó el cargo cuando se empezó a desplegar el plan para la reactivación de las comarcas mineras.


En relación a los proyectos, precisó que había unas prioridades de necesidades de mejora de carreteras o de abastecimientos en determinadas zonas y añadió que “el ajuste fino” se realizaba en la Comisión Regional de la Minería, si bien subrayó que las actuaciones se realizaron por la Junta conforme a la consejería competente.


El exalto cargo afirmó que “sin duda” había una estrategia para mejorar las infraestructuras como un incentivo a la instalación de empresas en los municipios mineros y señaló que en algunos polígonos ha visto después “una actividad interesante”, aunque añadió que son proyectos que llevan un tiempo para su desarrollo.


“Cuando hay más personas que conocen el entorno es más fácil acertar”, afirmó en defensa de los proyectos que presentó la Junta al Instituto para la Reactivación de la Minería del Carbón (IRMC) y subrayó que siempre respondían a unas necesidades.


Las actuaciones en infraestructura se proponían al Instituto tras “un laborioso y trabajado consenso en la Mesa Regional de Minería, formada por los agentes sociales, municipios mineros y la Junta, detalló en respuesta a la procuradora del PP Amparo Vidal.


Por último, manifestó desconocer, a preguntas de Blanca Delia Negrete (Cs), el impacto en la zona de los 700 millones invertidos en 350 actuaciones, ya que reiteró que dejó el puesto hace casi 20 años cuando el plan echaba a andar, si bien valoró que sí se ha mejorado el entorno de las comarcas mineras. "La triste realidad es que las ayudas no han alcanzado su objetivo", zanjó la procuradora.