Zamora implanta un sistema de video-vigilancia para controlar el aforo de vehículos en el Casco Antiguo

Zamora implanta un sistema de video-vigilancia para controlar el aforo de vehículos en el Casco Antiguo

Los propietarios de garajes en la zona de Flores de San Torcuato deben solicitar la autorización de acceso, antes del 15 de julio
|

Dentro de los trabajos que el Ayuntamiento está llevando a cabo de cara a promover un nuevo modelo de movilidad urbana sostenible, se está estudiando la mejora y reordenación del casco histórico de una manera integral; acorde también con la nueva ley de Cambio Climático que impone la creación de una zona de bajas emisiones en las ciudades de más de 50.000 habitantes antes de 2023. Ello implica la necesidad de poder controlar en tiempo real el tráfico que circulara por esta futura zona de bajas emisiones.


De cara a dar respuesta a esta necesidad y a la posibilidad de obtener datos reales sobre el tráfico, el Ayuntamiento ha instalado las primeras cinco video-cámaras de control de acceso en algunas de las entradas del Casco Antiguo, situadas en la confluencia de la plaza de Fernández Duro con la calle San Miguel; calle de San Andrés; plaza de Santa Lucía; calle de San Martín con bajada San Martín; y la calle Flores de San Torcuato.


Todas ellas tienen como objetivo el  control de acceso del Casco Antiguo, aforando el número de vehículos y sus distintas tipologías (turismos, furgonetas de reparto, bicicletas… etc) que pasan por la zona con el objetivo de obtener datos reales a utilizar en estudios sobre movilidad y poder implementar mejoras en los futuros proyectos.


En principio, solamente la instalada en la calle Flores de San Torcuato, cuyo acceso de vehículos está restringido a residentes realizará un reconocimiento de matrículas, grabando las de los vehículos que accedan a dicha calle, que como consta en la señal de entrada a la misma solamente podrán ser los de personas que tengan garaje. De esas manera podrán ser sancionados los que incumplan esa restricción, ya que se trata de una calle de tránsito peatonal, cuyo pavimento ha tenido que ser renovado recientemente precisamente por el acceso incontrolado de vehículos no autorizados.


Los propietarios o arrendatarios de una plaza de garaje situada en cualquiera de los inmuebles que tienen acceso desde esta calle, deberán presentar antes del 15 de julio y a través de cualquiera de los registros municipales, incluida la sede electrónica, una solicitud de autorización de acceso a su plaza de garaje, facilitando el número de matrícula y acreditando por cualquier medio admitido en derecho  la propiedad o el arrendamiento.