Desarticulado en Burgos un grupo criminal y seis detenidos por estafar por internet hasta 100.000 euros

Desarticulado en Burgos un grupo criminal y seis detenidos por estafar por internet hasta 100.000 euros

Todos los detenidos tienen edades comprendidas entre los 20 y 37 años
|

Agentes de la Guardia Civil de Burgos, en el marco de la Operación 'Maniquete', han desarticulado un grupo criminal tras detener a sus seis integrantes, con edades comprendidas entre los 20 y los 37 años, comopresuntos autores de los delitos de estafa, blanqueo de capitales yusurpación de estado civil.


Según han informado fuentes de la Guardia Civil, se han esclarecido 74 hechos delictivos que han supuesto a los perjudicados unas pérdidas económicas que superan los 100.000 euros.


Los hechos se remontan al pasado mes de noviembre, cuando el Cuerpo tuvo constancia de una presunta estafa a través de la web a raíz de ladenuncia presentada por una de las víctimas residente en la provincia deBurgos.


La persona perjudicada publicó en varias páginas de compraventa online de artículos de segunda mano entre particulares, un anuncio en el que vendía una motocicleta de su propiedad. Más tarde cerró la operación con un comprador y por último concertó el pago de la cantidad estipulada -2.000 euros- a través de una aplicación de telefonía móvil.


Al comprobar su cuenta bancaria, para confirmar que el adquiriente había realizado el pago, observó que todo era un engaño ya que el comprador no había realizado el ingreso pero, además, pudo comprobarque le habían sido retirados 2.000 euros.


Las primeras pesquisas llevaron a los investigadores hasta variaslocalidades gaditanas, donde el grupo tenía asentada su base; seidentificaron a seis personas pertenecientes a la banda y vinculadas con los hechos que utilizaban la identidad de terceras personas, suplantándolas, para utilizarlas como supuestos vendedores o compradores.


El grupo, "altamente capacitado y estructurado piramidalmente", se dedicaba a las estafas online; estaba fuertemente jerarquizado y organizado, con claro reparto de funciones entre sus componentes dependiendo de su habilidad.


Disponían de numerosas cuentas bancarias donde ingresaban el capital de las estafas, que era más tarde redistribuido a otras cuentas para sublanqueo mediante diversos movimientos bancarios. Como medida deseguridad el grupo mantenía un "lenguaje" o código propio al comprobarseque se transferían unos a otros pequeñas cantidades de dinero, que fijaban para comunicarse.


El valor medio de las operaciones oscilaba entre los 1.000 y los 2.000 euros y sus principales objetivos eran los anuncios de compra-venta de perros, motocicletas, soportes informáticos, bicicletas y pisos.


Desde el pasado año 2020 se han detectado 74 operaciones fraudulentas de compraventa distribuidas por toda España, que han supuesto unas pérdidas globales a los perjudicados superiores a los 100.000 euros.Una vez localizados, con la colaboración de Unidades de la Comandancia de Cádiz, han sido detenidos.


La Guardia Civil ha destacado que dos de ellos operaban desde el Centro Penitenciario Puerto III, ubicado en el Puerto de Santa María de esta ciudad, penal donde permanecían ingresados.


Si bien la operación continúa abierta, ya que se sospecha que el número de víctimas estafadas pudiera ser mucho mayor, las diligencias instruidas hasta el momento han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción 3 de Burgos.